¿Estás sufriendo estos efectos del confinamiento en tu piel?

Hace casi un mes que se declaró en España el Estado de Alarma y el confinamiento se ha prorrogado, a día de hoy, en dos ocasiones. Intentamos llevarlo lo mejor posible pero hay cosas que no están en nuestra mano o, al menos, eso pensamos. Los días de aislamiento pueden tener algunas consecuencias dermatológicas que podrías estar experimentando. Hoy te hablamos de los efectos del confinamiento en tu piel.

Atravesamos un momento de crisis sanitaria, social y económica que nos mantiene en un estado de nervios y estrés, probablemente más acentuado de lo habitual. Esto puede traer consecuencias en mucho sentidos, también evidentes en nuestra piel. Por ello, puedes haber observado que, a pesar de cuidarte como lo haces normalmente, tu piel corporal, del rostro o cuero cabelludo sufre algunas afecciones como granitos, sequedad o descamación.

Efectos del confinamiento en tu piel

Algunas causas como lavarse las manos en exceso, la exposición a las pantallas por el teletrabajo, el simple hecho de estar aislados sin salir al exterior o el estrés, puede provocar en tu piel algunas afecciones y molestias.

Lavarse las manos con frecuencia

Una de las medidas que nos han trasladado desde las autoridades sanitarias es el lavado de manos frecuente. Esta acción es fundamental para protegernos del contagio del coronavirus. Sin embargo, es normal que nuestra piel se resienta y aparezcan rojeces o irritación. Por ello, es muy importante hidratarlas tras el lavado con alguna crema protectora que contenga ingredientes naturales y las cuiden en profundidad. También puedes tener en cuenta la revisión de los ingredientes en los geles hidroalcohólicos, que en muchos casos contienen aceites esenciales que cuidan nuestra piel sin dañarla.

Rutina facial habitual

El sedentarismo y la exposición continuada a la luz de las pantallas, puede ocasionar la aparición de granitos en el cuerpo y en el rostro. Por ello, es muy importante moverse dentro de lo posible y no permanecer en la misma posición más de una hora. Levántate, busca el exterior para que te dé el aire y, si tienes la oportunidad, exponte a los rayos solares, como mínimo, unos quince minutos. Aunque no te maquilles, sigue con tu rutina facial basada en limpieza, tónico e hidratación y exfóliate una vez a la semana para eliminar impurezas. La piel del rostro se ensucia aunque no nos maquillemos, por el sudor o la grasa al cocinar, entre otros. Por ello es imprescindible continuar con la rutina y no dejarla de lado.

Alimentación e hidratación adecuadas

Una correcta alimentación e hidratación es vital para cuidar la piel, no solo durante la cuarentena, pero sí con más intención en este periodo. No solo favorecerá la apariencia de la piel, sino que nos mantendrá positivos, enérgicos y con un sistema inmune reforzado.

Actividad imprescindible

Si has observado la aparición de varices o se han potenciado las ya existentes, con más motivo debes movilizar el cuerpo y favorecer así la circulación sanguínea. Camina, sube y baja escaleras o pedalea durante media hora o más en tu bici estática. Busca la manera de activarte y deja a un lado las excusas.

Meditación y momentos de calma

Los cambios emocionales no solo se manifiestan en la piel del rostro. Si experimentas una mayor caída del cabello o picor en el cuero cabelludo, debes saber que también podría estar relacionado con el estrés y los nervios del momento. Por ello, meditar y encontrar momentos para leer o escribir, podría ser más efectivo de lo que imaginas. Toma infusiones relajantes y busca el equilibrio dentro de ti, que se observará en el exterior y en tu manera de afrontar la situación. Asimismo, utiliza productos suaves para lavar el cabello, con ingredientes naturales que no resulten agresivos para tu piel.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE