Hoy os propongo una receta ideal para compartir un postre con amigos y/o familiares. Este cheesecake de manzana te hará triunfar vayas donde vayas. Además, dejarás a todos alucinados cuando sepan que es una receta healthy. Es hora de hacer ver al mundo que la comida sana no es tan aburrida como parece.

Si quieres triunfar, ¡esta es tu receta!

Si bien se trata de una receta healthy debemos tener cuidado con las cantidades. Hay que comer con moderación ya que, una porción de la tarta será ideal para ti, si te comes la tarta entera.. ya no. Además de fácil, esta receta te permite hacer variaciones, podrás usar ingredientes similares, como por ejemplo, otros sabores de proteína o frutas.

No esperes más, ponte manos a la obra, y triunfarás con tu cheesecake de manzana.

INGREDIENTES

BASE CRUJIENTE DE GALLETA

  • 10-15 galletas tipo digestive integrales sin azúcar añadido
  • 4 cucharadas de café solo 

RELLENO

  • 1 tarrina de queso de untar light tamaño familiar (350g) tipo Philadelphia
  • 1 scoop(30g) de proteina Amix sabor Cookies o Vainilla
  • 3 huevos enteros
  • 1 taza de leche de cabra (o la que useis)
  • edulcorante al gusto

TOPPING

  • 1 manzana pelada y cortada a laminas muy finas
  • 2 cucharadas de mermelada de melocotón sin azúcar

cheesecake manzana

PREPARACIÓN

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Metemos las galletas en una bolsa de plástico y las golpeamos hasta romperlas y tenerlas en migas. Cuando tengamos las galletas en migas las echamos en un bol y añadimos el café de tal forma que todas las galletas queden empapadas y podamos extenderlas bien sobre la base del molde.
  3. Una vez tengamos las base lista, presionamos bien con los dedos para que quede una base más o menos uniforme y horneamos 15 minutos a 180ºC de tal forma que la humedad el café se quite.
  4. Mientras tanto, preparamos el relleno. Mezclamos en un bol el queso, la leche y la proteína y revolvemos. Una vez esté todo bien mezclado iremos añadiendo los huevos de uno en uno. Añadimos un huevo y removemos bien, y así hasta terminar.
  5. Con el relleno ya preparado, sacamos la base del horno y vertemos la mezcla sobre la galleta. Después, añadimos con cuidado la manzana.
  6. Para terminar, bajamos la temperatura del horno a 150ºC y horneamos durante 50 minutos. Para conseguir el tostado, en los últimos 5 minutos, aumentaremos la temperatura del horno hasta 200ºC.
  7. Pasados los 50 minutos, retiramos del horno y dejamos enfriar con un trapo por encima. Tras dos horas, cuando haya alcanzado la temperatura ambiente, ponemos la mermelada por encima y la dejamos en la nevera hasta que vayas a servirla.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar