fbpx
Si bien es cierto en nuestra vida empezamos y terminamos etapas en las que siempre existen constantes cambios. Todo cambio se realiza por una mejora o para satisfacer alguna necesidad. Además, un cambio nos conduce inicialmente a una toma de decisiones donde entra en juego nuestros sentimientos. También nuestro conocimiento, análisis, preferencias, cultura, juicio, entre otros.
El cambio exige una actitud proactiva. Con el propósito de realizar el cambio analizando las posibles consecuencias futuras para así no esperar a que las cosas ocurran, sino escoger la iniciativa más conveniente y enfocarnos en ese cambio. Es crear oportunidades y minimizar los problemas posteriores.
Tanto en nuestra vida personal como en nuestro ámbito laboral debemos estar abiertos y receptivos a nuevas ideas o nuevos cambios. Ahora existe un acelerado desarrollo en nuestra vida cotidiana y evolución de la tecnología, por lo que no debemos ignorar o resistirnos a algún cambio importante simplemente porque en la actualidad se realiza de otra forma.

El cambio significa más esfuerzo. Significa salirse de la zona cómoda y vencer la inercia que se impone con los modos adaptados de pensar y de hacer.

La actitud positiva que se presenta ante un cambio se afronta como una oportunidad. Además, se tienen ganas de afrontarlo ya que se visualiza como una nueva aventura. Lo contrario ocurre cuando el cambio se toma con una actitud negativa. Se entiende como una amenaza, se actúa con pánico y hasta es más fácil encontrar formas de combatirlo. Por lo que el sentirse estimulado en vez de inquieto ante un cambio ayuda al desarrollo del mismo como un reto y no como una amenaza.
Es importante tener claro la misión y visión del cambio a realizar. Que estas sean creíbles, motivadoras y alcanzables, además de contar con apoyo y tener liderazgo para así ser capaz de confrontar los problemas e identificar los ajustes necesarios para su implementación.
Un proceso de cambio esta siempre latente en nuestra vida cotidiana. Abarca desde cambios personales como por ejemplo la manera de ver las cosas al cambiar de la adolescencia a la juventud, ò la decisión de cambiar de look; hasta cambios en nuestro ámbito laboral (cambiar de lugar de trabajo), económicos (cambiar nuestra forma de compras), sociales (cambiar el nivel de socialización), entre muchos más. Si bien es cierto algunos cambios ocurren por las oportunidades que surgen por ejemplo la compra de una casa a un precio con muchas ventajas, mientras que otros son proyectados (cambiar nuestro estado civil).
De igual forma en las organizaciones este un aspecto que se analiza con el día a día. Un cambio es una serie de actividades dirigidas a ayudar a la compañía para que adopte nuevos cambios exitosos con nuevas actitudes, nuevas tecnologías y nuevas formas de hacer negocios.

Una decisión de cambio ocurre de forma muy eficiente si todos los colaboradores están comprometidos con él.

Claro, no debemos dejar de analizar que el cambio ocurre a través de las personas. Estas deben confiar, estar motivadas y capacitadas, ya que el cambio es un proceso muy duro, tanto a nivel personal como organizacional. Además, es necesario conocer sus valores, sus creencias, sus comportamientos; en sí como es la persona? y como va a optar por el cambio, si con una actitud positiva de manera que ayude al objetivo del cambio o con una actitud negativa presentando miedos o perezas, siendo empleados desconfiados que se comprometen menos y son menos eficaces que los que confían, dando a entender que no es una persona apropiada para el desarrollo del cambio.
Por lo que la administración juega un papel primordial. Esta permite la transformación de la estrategia, los procesos, la tecnología y las personas para reorientar la organización al logro de sus objetivos, maximizar su desempeño y asegurar el mejoramiento continuo en un ambiente de negocios siempre cambiante, así mismo la persona que lidera el cambio debe lograr que las personas puedan hacer mejor el trabajo, con menor esfuerzo y mayor satisfacción.

La adaptación de un cambio tiene que suceder a través de un proceso que vaya ocurriendo real y efectivamente.

El cambio no debe ser autoritario. De esta forma es muy difícil de lograr. Debe ser flexible, con la participación de todo el personal, para permitir que el proceso avance.
Como lo comente anteriormente existen personas que con su actitud negativa ponen Resistencia al Cambio.
Como lo menciona Douglas Smith, en su obra Taking Charge of Change. Señala que la más popular de todas las causas de fracaso es “…la ignorancia sobre la íntima naturaleza de nuestra resistencia a cambiar es lo que mata el cambio, y no la resistencia en sí misma…”.

Por lo que la resistencia al cambio es un caso absolutamente natural.

Esta ignorancia o miedo al cambio, muchas veces es provocada por:
-La falta de comunicación sobre el cambio. El no saber en que consiste o que va a provocar, que beneficios o impactos va a generar.
-Ver la visión del cambio diferente a la verdadera. Esto sucede cuando las personas juzgan negativamente al cambio por una influencia, sin realmente ver los beneficios.
-En algunos casos, el cambio despierta sentimientos negativos en las personas y éstas sencillamente no quieren cambiar; ya que consideran que no les conviene o que las obliga variar su comodidad.
Ampliando criterios acerca del cambio nos encontramos la posición que expresa William Bridges. Este es uno de los autores especializados en cambio. Afirma que el cambio también implica pasar indefectiblemente por tres estados muy importantes.

  • 1. El primero tiene que ver con la finalización del viejo estado de cosas, el “dejar ir algo”.
  • 2. El segundo es la zona neutral, etapa a la que nos referimos al mencionar el concepto de transición. Es el proceso psicológico por el que las personas deben pasar para encontrarse en sintonía con la nueva situación. Es importante entender que el cambio no sucede sin este proceso.
  • 3.  El tercero es el nuevo inicio, los primeros pasos dentro de la nueva realidad.

Estos pasos nos indica que algunas personas pierden y otros que ganan con el cambio. Es por eso que debemos preguntarnos ¿Por qué el cambio?, además de tratarlo con el mayor cuidado y grado de detalle posible. Crear y comunicar una visión, generar sentido de urgencia ò que tan necesario es, para así no incurrir en inseguridad y miedos.
En la etapa de Finalización las personas demuestran cierto grado de angustia y “bloqueos” en la compresión integral del cambio. Se percibe más el riesgo que la oportunidad.
En este sentido, las personas suelen encontrarse en situaciones en las que ni siquiera quieren comprender el cambio. Esta es una etapa de duelo, que no puede obviarse en el proceso del cambio.
En la etapa de zona neutral las personas se encuentran perdidas. Temen y no quieren mostrar su evidente estado de confusión.

Es necesario definir objetivos, metas realistas y puntos de control, para priorizar y direccionar las acciones.

El nuevo inicio, la etapa de comienzo es cuando se empieza a operar con los nuevos parámetros. Empiezan a notarse temas ocultos.
Según la Señora Guadalupe Martínez de Berrío, en su libro “Autoayuda y superación personal “, nos comenta sobre Actitud Positiva ante los Cambios y Nuevos Paradigmas, lo siguiente:
La mentalidad positiva abre amplios y prometedores horizontes. Estos nos llevan a aceptar los cambios por más difíciles que sean y nos ayudan a romper paradigmas viejos, que por miedo no lo hemos hecho antes, resultando al final que nos hemos quitado una gran carga de encima.
Aprender a hacer las cosas cada día mejor también nos ayuda a poder deshacernos con facilidad de viejos esquemas y así evitamos la rutina.
Cambio significa dejar atrás cosas que eran conocidas para nosotros y acoger nuevas tal vez desconocidas. Ese traspaso de ideas lo acompañan niveles de inseguridad, miedo y confusión. Estos últimos aspectos nos hacen renuentes al cambio. Por temor a los riesgos, muchas veces dejando pasar por alto grandes oportunidades que están inmersas dentro del proceso de cambio.
Generalmente nuestras conductas son el efecto de nuestros pensamientos vigorosos y de lo que sentimos con energía. Nuestra actitud mental positiva, contribuirá a crear un ambiente de aceptación mutua y de comunicación constante.
Sin lugar a duda lo que menciona la señora Berrío es totalmente correcto. Una actitud positiva nos conduce a la superación, y a tener la capacidad de responder al cambio ó a los problemas con valor e iniciativa. Nos mantiene perseverantes a pesar de los obstáculos, mostrando seguridad en los cambios o las variaciones que tenemos que hacer.
La fe y confianza en lo que hacemos nos da la satisfacción de realizar eficiente y talentosamente nuestros proyectos u objetivos De igual forma ser constantes y perseverantes, nos provee de cualidades de esfuerzo que nos ayuda a desenvolvernos en el momento de realizar un cambio en nuestra vida, y nos ayuda a llegar a la condición de alcanzar nuestro objetivo.

Aunque algunas veces el resultado de cambio resulte negativo no debemos olvidar que las fallas se aprovechan como experiencia y cultura en nuestra vida.

Nosotros somos responsables de nuestras actitudes y por ende de nuestros cambios. Estos no deben estar influenciados por el entorno, depende de nosotros tratar de buscar el mejor.
A pesar de que el cambio implica miedos, resistencia, temores, des- adaptaciones y otros factores de índole psicológico y social es necesario estar actualizándose o cambiando ya que es claro que el mundo actual es un mundo muy dinámico donde el cambio es lo único que prevalece.
El cambio esta con nosotros tenemos que trabajar esta idea tanto a lo interno como a lo externo de nuestra vida. Es necesario adaptar el cambio para tornarnos personas más acorde con las demandas de la sociedad; y en cuanto a las Empresas algunas veces estas cambian en toda su estructura, visión de mercados e ideas.

Fuentes:

Summary
Consejos para una buena actitud
Article Name
Consejos para una buena actitud
Description
▷ Te contamos las claves para alcanzar un gran cambio ⭐ La buena actitud es necesaria para afrontar el cambio y tener éxito ⭐【Descúbrelo】
Author
Publisher Name
Vikika Team

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar