fbpx

Estamos muy cerca del verano y las temperaturas van en aumento. Poco a poco vamos haciendo el cambio de armario y optamos por prendas que dejan la piel al descubierto. Es entonces cuando nos damos cuenta de que hay ciertos aspectos que deberíamos corregir para embellecerla y mantenerla sana y cuidada. Hoy te damos algunos tips muy útiles para cuidar la piel y mejorar su aspecto. ¡Toma nota!

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que prestar atención al cuidado de la piel debería ser un imprescindible, como lo es darse una ducha o lavarse los dientes a diario. Sin embargo, pensamos que atenderla entra dentro de esas rutinas de belleza esporádicas, que solo cumplimos cuando nos queda algo de tiempo libre. La piel es una parte muy importante de nuestro cuerpo cuya función es vital. Una piel cuidada va mucho más allá de una bonita apariencia. Mimarla y seguir ciertas pautas para mantenerla en óptimas condiciones significa salud y bienestar en todos los planos.

Tips para cuidar la piel y mejorar su aspecto

Hidrátate correctamente

Una piel apagada, seca o sin luz puede ser síntoma directo de un proceso de deshidratación, aunque sea leve. No esperes a tener sed para beber, especialmente en esta época en la que el calor empieza a apretar y necesitamos hidratación contante. Lleva contigo una botella de agua allá donde vayas y ve dando sorbos con frecuencia.

Protégete del sol

A casi todo el mundo le gusta lucir una piel bronceada cuando llega el calor. No obstante, lograrlo no pasa por poner en riesgo la salud. Protegerse del sol es imprescindible por muchas razones. Una de ellas, es asegurarse de que la piel está a salvo de sufrir quemaduras y otras dolencias de mayor gravedad. Asimismo, más allá de estos daños evidentes, la exposición extrema a los rayos solares va dañando la piel poco a poco, acelerando el proceso de envejecimiento y haciéndola lucir apagada y sin brillo. Una exposición moderada a los rayos solares es fundamental para unos óptimos niveles de vitamina D, pero con responsabilidad.

Cuidados específicos

Es muy importante que encuentres tiempo para dedicarte al cuidado profundo de la piel, al menos, una vez por semana. Incluye en la rutina la exfoliación (semanal o quincenal) y la hidratación (diaria) de forma obligatoria. En función de tu tipo de piel puedes escoger unos productos u otros o, incluso, optar por alternativas naturales y caseras. Los aceites vegetales pueden ser tus aliados en este sentido, tanto para la piel del rostro como para el resto del cuerpo. Sea como sea, no olvides masajear tu cuerpo mientras aplicas los productos para que estos penetren en profundidad y puedas adquirir todas las propiedades. Un chorro de agua fría tras la ducha, o las duchas de contrastes, dotarán a tu piel de un aspecto más tonificado, suave y luminoso.

Alimentación equilibrada

Como en cualquier aspecto de la salud, la alimentación adquiere un peso muy importante. Y es que para estar sanos necesitamos alimentarnos bien, con productos naturales y ricos nutricionalmente. Una dieta variada rica en antioxidantes, permitirá a tu cuerpo luchar contra el envejecimiento prematuro y la aparición de ciertas enfermedades asociadas. Alimentos como el cacao, hojas verdes o arándanos, son muy apropiados para cuidar la piel. En el post Alimentación para mejorar el aspecto de la piel, puedes encontrar más información.

Otros aspectos fundamentales

  • Deja hábitos como el consumo de alcohol o el tabaco
  • Ir de vez en cuando a una sauna puede reportar grandes beneficios
  • Haz ejercicio regularmente y lleva un estilo de vida activo
  • Huye totalmente del sedentarismo
  • Vigila tu piel y acude a un especialista ante cualquier duda
  • Utiliza productos con elevado porcentaje natural en su composición
  • Prueba el cepillado en seco de la piel que elimina impurezas y la deja reluciente

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar