fbpx

Siempre hemos escuchado lo importante que es tener un buen descanso para poder afrontar el día con la mayor energía posible. Pero, ¿qué es lo que ocurre en el sueño que hace que esto sea posible?
Parece ser que durante el sueño, nuestro cuerpo se “restaura” del desgaste que ha tenido durante la vigilia, es decir, cuando estamos despiertos.

mientras-duermesEl sueño se divide en dos fases:

  1. Fase de ondas lentas o sueño no REM. Se caracteriza por aparecer en primer lugar durante el sueño. Se produce una disminución de la activad cerebral, un tono muscular reducido y movimientos oculares lentos.
  2. Fase de movimientos oculares rápidos o sueño REM.  Aparecería a continuación de la fase anterior. Se caracteriza por una actividad eléctrica cerebral rápida. Similares al estado de vigilia,  ausencia de tono muscular y movimientos oculares rápidos.

Deben producirse estas dos fases para poder llegar a un sueño adecuado. También para poder producirse una regeneración y restauración completa de nuestro cuerpo, física y mentalmente. 

mientras-duermes¿A qué afecta no dormir?

La privación del sueño afecta principalmente a nuestro cerebro, siendo este el primer órgano que se ve perjudicado. Nuestras funciones cognitivas como la memoria, aprendizaje o atención se ven mermadas con la falta de sueño. Simplemente con el hecho de dormir, estas vuelven a la normalidad.
Esto entre otras causas, parece ser provocado por la falta de oxígeno en el cerebro. Cuantas más horas de vigilia llevemos, menor cantidad de oxígeno recibimos. Además, nosotros mismos lo comprobamos cuando llevamos horas estudiando o haciendo un trabajo que requiere atención. Nos cuesta una barbaridad concentrarnos y a ese problema que le has dado mil vueltas, al día siguiente nos parece lo más sencillo del mundo.
Parece ser que el récord de horas sin sueño son unas 264h (11 días), el cual fue realizado en 1965 y se observó como claramente perdía su concentración, percepción… Hay que decir que en esa época no disponían de las técnicas que actualmente se realizan para observar los periodos de sueño, por lo que no sabemos si estos 11 días fueron realmente con ausencia de sueño, ya que se ha comprobado que la privación del sueño puede llevarnos incluso a poder dormir con los ojos abiertos además de la formación de alucinaciones tanto auditivas, visuales como táctiles, entre otros efectos.
En conclusión, debemos tener nuestras horas de sueño para poder afrontarnos a un nuevo día con el mejor rendimiento posible.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar