fbpx

Si algo hemos aprendido en los últimos meses, es que nuestro poder de adaptación está por encima de cualquier “no puedo”. Por ello, ante la nueva normalidad, lo mejor que podemos hacer es ser creativos y diseñar juegos y actividades que hagan desaparecer la tensión e incertidumbre que respiramos en el ambiente. Los más pequeños son un ejemplo en la situación de pandemia que atravesamos. Dedicarles toda nuestra atención es básico para que se sientan bien y tranquilos. ¿Has probado hacer deporte con niños en casa? Tiene grandes beneficios y la diversión, sin duda, está asegurada. ¡Sigue leyendo!

Con la llegada de septiembre y la vuelta al cole y a la rutina se han incrementado más, si cabe, los nervios y el estrés por el desconocimiento ante lo que ocurrirá. Todos experimentamos cambios en nuestra vida, pero los más pequeños lo hacen todavía con más intensidad. Volver al colegio este año es muy diferente y la prudencia que pretendemos transmitirles puede jugarles una mala pasada si no lo hacemos desde la calma. Normalizar la situación todo lo posible, es una decisión inteligente que les ayudará a desarrollarse desde la seguridad. En este sentido, incluir actividad y hacer deporte con niños en casa es una manera de jugar, de liberar tensión acumulada y de proteger su salud. Además, pasar tiempo con ellos no tiene precio y reforzar el vínculo y la unión les hará sentir más seguros y confiados. ¿Se te ocurre mejor manera de pasar un buen rato que haciendo algunos ejercicios con ellos? ¡Te damos 3 ideas!

3 Ejercicios para hacer deporte con niños en casa

Toca la punta de los pies

Los retos alimentan nuestra motivación y nos hacen potenciar nuestras capacidades hasta batirlos. ¡Con los niños sucede lo mismo! Tras preparar una zona habilitada para hacer ejercicio con el/la peque en casa, y vestiros con ropa deportiva, es el momento de calentar saltando y bailando y de plantear un reto: “¿Eres capaz de tocarte las puntas de los pies con las manos?”. Enséñale cómo hacerlo, ríete de ti mismo/a y déjate corregir. Celebra si lo consigue y enséñale que, si no puede hacerlo a día de hoy, hay que practicar hasta conseguirlo. La constancia, la disciplina y trabajar por una meta son muy importantes para cualquier aspecto de la vida.

Imitad animales, ¡la cobra!

¿Puede haber algo más divertido que imitar animales? Este tipo de juegos no solo contribuyen a desarrollar la creatividad y la imaginación, sino que les hace trabajar tanto a nivel físico como mental. Así que ya sabes, cuando vayas a hacer ejercicio con tus niños en casa, proponle el plan de imitar a sus animales favoritos, sus gestos o comportamientos. Quizá cuando sean mayores son unos auténticos profesionales del Animal Flow. ¿Qué tal empezar por la cobra, ejercicio propio del yoga? El yoga para niños tiene grandes beneficios, ¿te animas?

Utiliza material complementario

Emplear material para realizar algunos ejercicios es una excelente idea. ¿Serán capaces de mantener una pelota entre sus pies y conseguir que no se caiga? ¡Plantéaselo! Pero no olvides intentarlo tú también. En función del espacio que tengas en casa, o si tienes una zona exterior, también puedes utilizar conos, combas, fitballs… Ese ratito de ejercicio con los niños en casa puede ser un auténtico remedio natural para desconectar y llevar nuestra atención hacia lo verdaderamente importante, la salud y el bienestar de los nuestros.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar