fbpx

Para lograr el objetivo de perder peso, es muy importante un estilo de vida saludable y unos hábitos que acompañen. Una rutina que incluya la actividad física, la alimentación consciente y el descanso de calidad es imprescindible. ¿Pero, por qué dormir bien afecta a la hora de perder peso?

Dentro de tu rutina saludable hay aspectos que, aunque no lo creas, influyen en la acumulación de grasa y retención de líquidos. Uno de ellos es el descanso. Dormir bien permite a nuestro cuerpo la recuperación tras el gasto de energía diario. Por ello, si tu objetivo es perder peso, no lo olvides y ¡a dormir!

Relación entre dormir bien y perder peso

  • Cuando no logramos dormir bien, nuestro cuerpo solicita ingerir más alimentos para lograr la energía que necesita. De este modo, a través del descanso, podemos llegar a sentirnos más saciados, evitando así la ingesta innecesaria de alimentos.
  • Una de las causas por las que comemos más de lo que necesitamos, es el hecho de sentirnos nerviosos o estresados. Dormir bien alivia estas sensaciones y, en consecuencia, suprime la ansiedad por comer. Y es que esa necesidad repentina de ingerir alimentos, puede dar lugar a confundir ansiedad con hambre. En un entorno de atracones y desorden, perder peso se vuelve muy complicado.
  • Para enfrentar un plan de vida saludable, es imprescindible tener fuerza para ello y sentirse motivado con los objetivos. No dormir bien, afecta al estado de ánimo y puede hacernos tropezar sin apenas darnos cuenta. Por ello, un descanso de calidad será el punto de partida hacia una jornada de logros y superación.

  • Dormir bien es necesario para que tus músculos se regeneren y crezcan. Para crear músculo hay que, además de dormir, descansar. Y es que el factor descanso es tan importante como el entrenamiento. De nada sirve machacarte en el gimnasio si, posteriormente, no vas a permitir a tu cuerpo la recuperación que necesita.
  • Un correcto descanso te aporta una sensación de energía que te permite enfrentar la rutina de una forma más eficiente. Ya habrás notado que los días en los que has descansado mejor, te ha resultado mucho más factible llegar a tus objetivos en el entrenamiento. Podríamos decir que perder peso, es posible durmiendo. ¿Te apuntas?

Si crees que tienes problemas para conciliar el sueño, tal vez te interesen algunos Consejos para combatir el insomnio

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar