fbpx

Incluir en la rutina de entrenamiento ejercicios con saltos es una excelente idea para hacer de esta un entrenamiento completo. Realizarlos aporta grandes beneficios y nos ayuda a mantenernos en forma y a ser más ágiles y funcionales. Descubre los 5 ejercicios que te proponemos a continuación y ponte a prueba. ¿Crees que es fácil? Igual te sorprendes. ¡A entrenar!

Realizar ejercicios con saltos puede sacarnos de nuestra zona de confort y puede causarnos cierto rechazo. Sin embargo, son muy recomendables para mejorar la resistencia cardiovascular, quemar calorías y trabajar la fuerza explosiva. Además, ayuda a tonificar la musculatura y pueden resultar de lo más divertidos.

5 Ejercicios con salto para incluir en tu rutina deportiva

Burpees

Se trata de un ejercicio ideal y muy completo ya que fortalece tanto las piernas y glúteos como la parte superior y el core. De pie, salta levantando los brazos y al bajar flexiona tus rodillas y lleva tu cuerpo a la plancha. De forma ágil y veloz salta acercando ambos pies a las manos y repite el salto. Pruébate y establece una marca para poder batirla conforme vayas practicando.

Sentadilla con salto

Las sentadillas conforman uno de los ejercicios básicos de cualquier rutina deportiva. Y es que hay tantas variantes como necesidades individuales. Una forma de añadirles intensidad y convertirlo en un ejercicio más completo, es añadirle un salto. De pie con las piernas separadas a la anchura de caderas flexiona y lleva el cuerpo a posición de sentadilla y desde esta posición, impúlsate para dar el salto. Recibe la caída en sentadilla y repite.

Jumping Jacks

Se tratan de los clásicos saltos militares que ya nos enseñaban en el colegio desde pequeños. Además de aumentar la resistencia y tonificar el cuerpo, se trata de una prueba excelente de coordinación. Salta abriendo las piernas al mismo tiempo que llevas los brazos hacia arriba. Salta de nuevo juntando los pies y baja los brazos a la vez. Repite.

Tucks Jump

Se trata de un salto aparentemente sencillo que no debes infravalorar. Y es que puede resultar verdaderamente intenso. ¿Lo mejor? Es un índice muy eficaz para probar tu fuerza, resistencia cardiovascular y energía. De pie con las piernas separadas, da un salto llevando ambas rodillas flexionadas hacia arriba, al estilo ranita. ¿Cuántos eres capaz de hacer?

Saltos con cuerda

Este es un ejercicio que también viene de la infancia y que nos aporta tonificación, resistencia, agilidad y coordinación. Una de las ventajas, es que hay multitud de tipos de saltos para no aburrirte y batir tus propias marcas. ¡Ojo porque engancha!

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar