fbpx

Preparar el cuerpo para el entrenamiento es muy importante para lograr un mayor rendimiento en la actividad y prevenir ciertas lesiones. Si tras el alivio de las medidas de confinamiento has empezado a darlo todo de nuevo, ve con cautela incorporando progresivamente el ejercicio en tu rutina y recuerda prestar atención al estiramiento antes y después de correr. ¿Hay que estirar en ambos casos? ¡Te lo contamos!

La actividad deportiva es fundamental para una buena salud y un estilo de vida que nos proteja y nos cuide. Sin embargo, practicándolo nos exponemos a ciertas dolencias y lesiones que podrían entorpecer la evolución. Los estiramientos son básicos para una correcta rutina deportiva, segura y sin contratiempos. Por ello, si eres de los que se lanza a la marcha sin dedicar unos minutos a calentar, ¡cambia el chip!

Estiramientos antes y después de correr

Antes de correr, ¡calentamos!

Hay muchas dudas popularmente en torno a si se debe estirar previamente al ejercicio o únicamente después. En este sentido, concluimos que antes de la actividad debemos prepararnos y, para ello, destinar unos minutos a estirar de forma dinámica. Este proceso de calentamiento prepara la musculatura, permitiendo así la adaptación al esfuerzo posterior y evitando diferentes dolencias. Es importante que el calentamiento implique toda la musculatura que va a trabajar y que se haga de forma inmediata antes del ejercicio, para que no se pase el efecto deseado. Recuerda que el calentamiento debe ir en aumento de forma progresiva y no empezar con movimiento explosivos.

3 Beneficios del calentamiento

  • Aumenta el rendimiento cardiaco
  • Previene lesiones
  • Estimula el metabolismo y acelera el suministro de energía

Después de correr, ¡estiramos!

Después de correr, hay personas que frenan en seco y se dan por satisfechas tras el ejercicio realizado. El estiramiento es el gran olvidado de muchos, sin embargo, debemos prestar atención para cuidar nuestro cuerpo y mantenerlo en óptimas condiciones. Solemos hacer las cosas bien cuando ya ha surgido una dolencia, una patología, una lesión que nos obliga a tener cuidado. Prevenir mejor que curar tiene mucho sentido cuando queremos desarrollarnos como corredores y alcanzar los objetivos que nos marcamos. Para estirar después de la carrera, debemos destinar unos minutos a ejercicios más específicos, profundos y, a diferencia del calentamiento, estáticos. Estirar para devolver al músculo a la normalidad no solo relaja cuerpo y mente, sino que permite una óptima recuperación y posterior bienestar.

3 Beneficios del estiramiento

  • Mayor elasticidad muscular, evitando que la musculatura se contraiga y cause molestias posteriores
  • Óptima recuperación de los músculos
  • Sensación de bienestar y relajación física y mental

Si queremos que nuestro cuerpo responda a nuestras demandas debemos protegerlo y cuidarlo. De esos pequeños gestos depende el mantenimiento del mismo y su respuesta a nuestras necesidades. Unos minutos de calentamiento y estiramientos no cuestan nada y pueden suponer un verdadero cambio en tu entrenamiento y en las sensaciones posteriores. ¡Recuérdalo!

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar