Uno de los aspectos que más suele fallar a la hora mantener en el tiempo un plan de alimentación y/o entrenamiento, es la pérdida de motivación.

No vemos los resultados todo lo rápido que queremos y la ansiedad nos supera, obteniendo como resultado: el abandono.

¿TE SIENTES IDENTIFICADO CON ESAS SITUACIONES?

Sigue leyendo…

El principal foco de la pérdida de motivación es el hecho de no obtener resultados o satisfacción inmediata. Esto, nos frustra, ya que nos lleva a pensar que jamás conseguiremos los resultados deseados.

Y no hay nada más lejos de la realidad. Pues la realidad es que, al iniciar este proceso, estás dando el paso más importante, es tu mayor inversión, a medio largo plazo, y este es el aspecto que más claro debéis tener.

“EL QUE DOMINA A LOS OTROS ES FUERTE, PERO EL QUE SE DOMINA A SÍ MISMO ES PODEROSO” LAO TSE.

Siendo consciente de todo el poder que tienes sobre ti, todo es POSIBLE y tu motivación está en tus manos.

MOTIVACIÓN

Te dejo estos sencillos consejos para cuando sientas que te pierdes por el camino:

  • DISCIPLINA: En algunas ocasiones, no tendrás ganas de hacer nada, pero recuerda que tienes un objetivo a largo plazo y tienes un compromiso contigo mismo
  • SE REALISTA: Debes saber que pasarás días duros. Aunque veas gente siempre feliz en tus redes sociales, ellos también son humanos y tienen sus momentos de bajón.
  • REVISA TUS OBJETIVOS: Han de ser realistas y que puedas mantener en el tiempo. No te exijas entrenar 6 días cuando sabes bien que sólo podrás ir 4. Del mismo modo, no hagas una dieta agresiva, que podrás seguir 3 días, organiza una alimentación con un buen profesional que la adapte a tu estilo de vida.
  • REALIZA UN SEGUIMIENTO: Hazte fotos o videos de forma semanal o cada 15 días. Los progresos quedan plasmados y la motivación que obtendrás al ver esos pequeños pasos será DESCOMUNAL.
  • VISUALÍZATE EN UN FUTURO CERCANO: piensa en cómo será tu vida cuando alcances tu objetivo, cómo te sentirás contigo mismo y sobre todo, como te sentirás al ver todo lo que has conseguido.
  • HABLATE BIEN A TI MISMO: Si un día te sales del plan, o te vas de vacaciones, ¡disfrútalo!, vive ese momento y quiérete. No tienes que hacer compensaciones. A la vuelta, retomas el plan con todas tus energías renovadas y sin fallo. Espero que os ayuden estos consejitos y que tengáis un feliz verano.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar