El muesli es uno de los ingredientes favoritos para un desayuno fitness. Como hemos comentado en otras ocasiones, es preferible consumir nuestros propios preparados antes que productos comerciales. Por eso, hoy te traemos la receta de muesli casero sin azúcar añadido, ¡seguro que te encantará!

Preparar tu muesli casero te aportará solo beneficios. Además de ser fácil, se puede conservar durante mucho tiempo, todo son ventajas que te ayudarán a seguir tu dieta equilibrada. Este muesli, sin duda, será mucho más sano que cualquier producto comprado.

Acercarte a la cocina te permitirá añadir todo tipo de cereales naturales, y de esta forma, lograr una receta 100% personalizada. Esta opción de desayuno, además de no contener azúcar añadido, aporta energía y sacia. Este alimento permite muchas alternativas según tus gustos por lo que no te cansarás de comerlo. Puedes mezclarlo con frutos rojos, leche vegetal, yogur 0%, etc.

¿Por qué elegir muesli casero?

Además de los beneficios citados anteriormente, el muesli favorece la salud digestiva y contribuye a un correcto tránsito intestinal. Cuida el sistema nervioso y fortalece la salud del corazón. Contiene gran cantidad de vitaminas y cereales gracias a la mezcla de ingredientes.

Al personalizar la receta, podemos controlar la calidad de los productos que utilizamos, cerciorándonos de que no contiene grasas hidrogenadas, conservantes y azúcares o edulcorantes perjudiciales para nuestra salud.

INGREDIENTES

  • 250g de copos de cinco cereales (avena, centeno, cebada, trigo completo, arroz completo)
  • 2 puñados de arroz inflado integral
  • 75g de pasas sultanas
  • 30g de almendras laminadas
  • 30 nueces troceadas
  • 2 yemas de huevo
  • 1 taza de sirope de agave

PREPARACIÓN

  1. Antes de comenzar debemos precalentar el horno a 200ºC.
  2. A continuación mezclamos 250g de cinco variedades de copos de cereales naturales en un bol amplio. Agregamos 2 puñados de arroz inflado integral y sin azúcares añadidos, 30 nueces troceadas, 75g de pasas sultanas, las 2 yemas de huevo y 1 taza de sirope de agave.
  3. Mezclamos todo bien hasta que las yemas de huevo y el sirope de agave empapen bien todo el muesli.
  4. Vertemos la mezcla en una bandeja antiadherente apta para horno y la esparcimos dejando una capa fina y uniforme para que todos los ingredientes se tuesten por igual.
  5. Horneamos a 200ºC durante 20 minutos, abriendo el horno cada 5 minutos para mover el muesli y conseguir así que se dore por todas partes.

 

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar