Online a todo el mundo

QUÉ NO HACER PARA DEFINIR NUESTROS MÚSCULOS- 5 errores

QUÉ NO HACER PARA DEFINIR NUESTROS MÚSCULOS- 5 errores

no hacer para definir- errores comunes

Hoy hablamos de lo que no hacer para definir músculos, los errores más comunes que se cometen.

1.Comer una o dos veces al día

Se cree que al disminuir la frecuencia de las comidas se logrará bajar de peso mas rápido. Esto realmente no funciona así.
Por una parte, al hacer menos comidas al día se tiene la tendencia a que estas sean de mayor cantidad con un aporte energético más elevado que atenta contra el régimen de disminución de calorías.

Y lo mas importante es que al comer sólo una o dos veces al día le

estamos indicando al cuerpo que se ponga a preservar las reservas de grasa y a quemar músculo. Esto es algo que ha sido demostrado por diversos estudios. El aporte de nutrientes basado en la ingesta de alimentos una o dos veces al día ralentiza el metabolismo. El cuerpo no pierde grasa sino músculo, entrando en un círculo vicioso de más retención de tejido graso.

Lo apropiado consiste en hacer lo opuesto. Hay que comer muchas veces al día, de cinco a siete raciones en pequeñas cantidades que aporten todos los nutrientes necesarios. De esta forma el organismo no se ve obligado a preservar las fuentes energéticas.


Además,cada vez que comemos hay un gasto que se llama dinámico. Este proviene del simple hecho de comer, es decir la acción de comer y digerir los alimentos también consume calorías. Así que si el mismo volumen de comida se reparte en varias ocasiones el gasto energético será mayor.

2.Reducir drásticamente las calorías

La reducción de calorías consumidas es necesaria para reducir la grasa corporal acumulada, pero debe hacerse de forma progresiva para irnos adaptando a tal situación.
Al igual que cuando reducimos la frecuencia de las comidas, al disminuir el aporte energético de forma drástica el organismo detecta una alerta que le induce a preservar la energía disponible en el tejido graso por lo que el metabolismo tiende a hacerse mas lento.

3.Hacer dieta estricta todo el tiempo

Si bien es cierto que para alcanzar la definición muscular es necesario escoger los alimentos que forman parte de nuestra dieta evitando todos aquellos que sean altamente calóricos como las frituras, la bollería, y las comidas rápidas con alto contenido de grasas; es también importante alcanzar un equilibrio en lo que comemos.

Para ello la regla de oro consiste en hacer una o dos comidas en las que incluyamos los productos que evitamos el resto de la semana. De esta forma no solo relajamos la dieta si no que disminuímos la presión psicológica que representa la prohibición de tales productos.

Escoge un dia a la semana para comer lo que desees, disfruta de una pizza o una hamburguesa con cerveza o refresco. Ayudarás a mantener activos los procesos orgánicos para la quema de grasas al tiempo que te premias por tus esfuerzos, eso sí, recuerda hacerlo con moderación.

4.No comer casi carbohidratos


La clave para todo consiste en el equilibrio. Los régimenes donde se restringen drásticamente los carbohidratos como en la dieta Atkins o la dieta cetógenica, producen buenos resultados y aceleran la eliminación del tejido adiposo. Pero, si esa reducción de carbohidratos es excesiva y se lleva al límite los efectos serán más negativos que positivos.

Por un lado, cuando la ausencia de hidratos es total se corre un gran riesgo de que el cuerpo recurra al tejido muscular para producir energía, con la consiguiente destrucción muscular. Además, cuando se obliga al cuerpo a obtener la energía exclusivamente de la grasa se producen unos residuos metabólicos llamados cetonas que entorpecen la eliminación de la grasa.

Por último, si se reduce a casi nada los carbohidratos se sentirán ansias por éstos y por los dulces y se tiene una gran probabilidad de ceder a esta necesidad cayendo en períodos de atracones.

La solución pasa por reducir los carbohidratos simples y usar los fibrosos que lejos de engordar contribuyen a mantener el peso ideal, por ejemplo, verduras, ensaladas, hortalizas y una pequeña cantidad de legumbres y cereales integrales, como los copos de avena.

La cantidad de estos productos en tu dieta estará determinada tanto por tu constitución física como por tu nivel de actividad, como indicación puede valer dos ensaladas y una taza de avena o de legumbres al dia,sin embargo será un nutricionista quien te de las mejores indicaciones al respecto.

5.Llevar una dieta de cero grasa

Las grasas son fundamentales para el funcionamiento del organismo por tanto no deben eliminarse por completo de nuestra dieta. Además algunas de ellas aceleran el proceso de combustión de grasas corporales y refuerzan las hormonas anabólicas.
Por ejemplo los ácidos grasos omega 3 y 6 son vitales para el buen funcionamiento del organismo. Estos activan el ritmo metabólico haciendo que el cuerpo pueda quemar más eficientemente las calorías; además algunas grasas favorecen la producción de hormonas anabólicas como la testosterona cuya estructura de base es el colesterol.

La recomendación en la dieta de definición consiste en restringir al mínimo las fuentes de grasa saturada. Estas son por ejemplo embutidos, mantecas, quesos, conservas y carnes grasas. Al tiempo que se incrementa el consumo de alimentos que proporcionan los ácidos grasos esenciales. Por ejemplo aceites vegetales de oliva, colza, semillas de lino, pescados como salmón, sardina, caballa, arenque, y también algún aguacate y frutos secos como nueces, almendras, avellanas o anacardos.

Una buena forma de estructurar tu dieta consiste en seguir las pautas de la alimentación mediterránea.

 

Fuente: puntofape.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compra un plan BLACK FRIDAY y recibe por email un cupón para canjear tu 2º plan regalo para tu compañero de batalla. Oferta disponible para los primeros 50.. Descartar