fbpx
El sushi se ha puesto muy de moda como “comida sana”. Es la elección de muchos para cuidar la línea comiendo fuera de casa. Sin embargo, en ocasiones, el sushi que elegimos no es tan sano como pensamos. De hecho, muchas veces, es justo lo contrario. ¿Qué debemos saber?

Cuidado con la versión occidental

El sushi original contiene vegetales, grasas saludables, y es fuente de proteínas, siempre que sean variedades que contengan pescado. Las versiones occidentales con cebolla frita, aderezos, quesos crema, o palitos de cangrejo aumentarán el valor calórico del plato, la grasa no deseable y el azúcar. Así que cuidado con el tipo que elegimos.

¿Fuente de sal y azúcar?

Hay que tener en cuenta que en la elaboración del sushi tradicional se emplean grandes cantidades de azúcar y sal. Además, las salsas con las que se acompaña también contienen grandes cantidades, como por ejemplo la salsa de soja, que contiene grandes cantidades de sal. De la misma forma la salsa teriyaki tiene un alto contenido de azúcar, por lo que estas harán nuestro plato excederse en estos dos ingredientes.
Teniendo estos puntos en cuenta, no todo el sushi es igual. Conociendo estas claves es un plato que no se puede considerar “comida basura”, y si sabemos elegirlo bien puede ser un plato nutritivo. Sin embargo, tampoco se puede comer todos los días, ya que nos excederíamos en sal y carbohidratos refinados.
foodiesfeed.com_homemade-sushi

Podemos comerlo de vez en cuando si nos gusta. Hay que elegir aquellas versiones menos “occidentales” con la mayor cantidad de vegetales posibles, pescado, y ¡sin excesivas salsas!

También se puede preparar en casa, y asegurarnos nosotros de los ingredientes que lleva.  Además, podemos usar más trucos para hacerlo más saludable.  Podemos cocinar el arroz al dente para reducir su índice glucémico, elegir sus versiones integrales, elegir otros cereales como quinoa, o incluso sustituir el arroz por vegetales rallados o troceados. Otra opción es incluir las semillas que más nos gusten, como el sésamo o el lino, por ejemplo.
Las posibilidades son tan infinitas como la imaginación, si sabemos elegir bien, ¡podemos conseguir un plato nutritivo y delicioso!
pexels-photo-213939
Autora: Cristina Blanco Dietista-Nutricionista @saludentumesa

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar