fbpx

Muchas personas sufren dolores musculares y son diferentes los factores que pueden ocasionarlos. Desde la falta de actividad, a un descanso insuficiente, pasando por el estrés o la mala higiene postural podrían tener como consecuencia estas molestias. Si te ocurre y quieres conocer un eficaz recurso natural para aliviar los síntomas, te contamos qué es y cómo se utiliza un saco de semillas. ¿Lo has probado?

Dolores musculares y recursos naturales

Aunque llevemos a cabo un estilo de vida saludable, a veces las circunstancias obligan a pasar mucho tiempo en la misma postura. Ya sea por cuestiones de trabajo o cualquier otro aspecto de nuestra rutina, podemos ser personas más sedentarias de lo que pensamos. ¡Y de lo que nos gustaría! El sedentarismo tiene consecuencias negativas para la salud y puede manifestarse con síntomas como los dolores musculares entre otros. En este sentido, realizar sesiones diarias de estiramientos puede resultar de mucha utilidad para reducir las molestias, prevenir que se agraven y recuperar el bienestar.

Otros aspectos como una mala postura corporal, el estrés o una vida demasiado ajetreada con una consecuente falta de descanso, también pueden ocasionar dolores musculares. Para ello, cumplir con ciertos hábitos es fundamental para recuperar el bienestar físico y, en consecuencia, ganar calidad de vida. Algunos recursos naturales como hacerte con un saco de semillas puede ser una idea clave que suponga un antes y un después en tu rutina por sus efectos terapéuticos. Combinado con ejercicio físico frecuente, alguna actividad que atienda la respiración y permita que la tensión se disuelva y una alimentación saludable, será el cóctel perfecto para decir adiós a tus molestias. ¡Es muy importante que les prestes atención para reducirlas hasta hacerlas desaparecer lo antes posible!

¿Qué es un saco de semillas? ¿Cómo se fabrica?

Un saco de semillas es, ni más ni menos, lo que su propio nombre indica. Para fabricarlo, se utiliza un saco de tela y se introducen diferentes tipos de semillas como la linaza o el  sésamo; hierbas aromáticas  como lavanda o romero; y otras opciones (arroz, huesos de aceituna o de cereza…). Utilizando hierbas aromáticas aumentarás el poder relajante y contribuirás a disminuir la tensión. Si no lo has probado, ¡te lo recomendamos! Con unos buenos cuidados dura mucho tiempo y te puede acompañar durante años. Solo tienes que darle un golpe de calor en el microondas durante un par de minutos (esto depende del tamaño del saco) colocarlo sobre la zona afectada, ¡y listo! Otra opción es meterlo en la nevera y utilizarlo en frío para reducir dolores producidos por golpes, inflamaciones o, simplemente, para aliviar el calor. El objetivo es que el saco de semillas pueda almacenar cierta temperatura por más tiempo y servirte para calmar las diferentes molestias.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar