Cuando hablamos de perder grasa corporal siempre hay un suplemento que sale a la luz, la L-Carnitina. Siempre rodeada de incertidumbres y dudas sobre sus propiedades. Esto se debe a la falta de estudios que confirmasen su funcionamiento. Hoy os voy a hablar un poco sobre este suplemento.

La L-Carnitina es una sustancia, con una estructura similar a las vitaminas, necesaria para que el cuerpo queme grasas. Esta, puede ser fabricada por tu propio cuerpo en pequeñas dosis a partir del aminoácido lisina y metionina.  También se encuentra en muchos alimentos, especialmente en la carne.

Las moléculas de L-Carnitina tienen como misión transportar los ácidos grasos provenientes del tejido adiposo hasta la mitocondria celular. Ahí, son utilizados para producir energía. De ahí la suposición que a mayor cantidad de L-Carnitina mayor transporte y más quema de grasa. Aunque claro, primero habría que corroborar si su ingesta vía suplementación se traduce en mayor cantidad disponible de L-Carnitina en el organismo.

Vamos a ver las propiedades que según algunos estudios posee la L-Carnitina:

  • Ayuda a metabolizar los ácidos grasos.
  • Reduce de la utilización del glucógeno muscular y hepático para producir energía. (mejora de la resistencia aeróbica)
  •  Protege de la masa muscular, actúa como anticatabólico disminuyendo la destrucción de la masa muscular.
  • Incrementa del VO2 máximo. Es decir, mejora en todo el sistema de transporte y utilización de oxígeno para producir energía, o sea mejor rendimiento.

Pues hasta hace poco ningún estudio respaldaba de forma clara que la suplementación con L-Carnitina tuviera propiedades beneficiosas para sujetos sanos.  Es decir, no había evidencias de que la ingesta exógena de L-Carnitina potenciara sus cualidades produciendo algún beneficio para la perdida de grasa o el rendimiento físico.

Pues bien, un estudio[1] reciente parece demostrar lo que ninguno antes pudo demostrar, que la suplementación con L-Carnitina puede producir beneficios en las cualidades físicas de personas sanas. Al parecer la diferencia con el resto de estudios anteriores era la dosis administrada y el tiempo del estudio. En este en concreto se utilizaba  4 gr diarios de L-Carnitina durante 6 meses. Los resultados que arrojó fue una mejoría en el rendimiento y la composición corporal.

Que pienso yo

En mi opinión este estudio viene a demostrar que la suplementación con L-Carnitina si produce beneficios a medio plazo. También que muchas veces los estudios se plantean con unos parámetros que no permiten demostrar las hipótesis que se pretenden probar.

Personalmente llevo años usando la L-Carnitina como suplemento con buenos resultados. Muchos al leer el estudio citado dirán que para que la L-Carnitina sólo funciona si llevas seis meses consumiéndola, por las conclusiones del mismo, y que no parece “rentable” su uso, pero volvemos a lo mismo el estudio no plantea otras circunstancias para mi importantes como por ejemplo la combinación con otros suplementos, el tipo de dieta y de entreno, etc…

La realidad es que la L-Carnitina se lleva usando décadas como suplemento para la perdida de grasa. Yo la suelo incluir en periodos de definición como suplementación básica durante esta etapa. Normalmente combinada con CLA, y en determinados momentos añado otros suplementos como por ejemplo un “quemador”, HCA o algún diurético natural según el momento de esta fase en el que me encuentre.

¿Qué dosis debo tomar?

La dosis general recomendada va de 2 a 4 gr día. Normalmente la suelo repartir en dos tomas una en el desayuno y otra antes de entrenar. Como con cualquier suplemento para que funcione de forma óptima es importante que el organismo no tenga carencias de vitaminas y minerales. En el caso de la L-Carnitina tiene especial importancia las vitaminas de complejo B y la vitamina C.

Por último, algo evidente, es que es imprescindible una dieta adecuada (balance calórico negativo). También, un estímulo apropiado (entrenamiento y/o ejercicio cardiovascular) para que los efectos que pueda tener la L-Carnitina para la perdida de grasa corporal sea el deseado.

[1]http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21224234

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar