fbpx

Si estás intentado llevar una alimentación saludable y consciente pero te pueden las tentaciones, ¡que no cunda el pánico! Nunca es tarde para mejorar tus hábitos y favorecer tu salud y bienestar. El secreto es más fácil de lo que crees aunque, la verdad, tiene su truco. Te contamos algunos aspectos importantes para hacer una compra saludable y facilitar el cumplimiento de tu dieta. ¡Toma nota y a por todas!

Si eres capaz de realizar una compra saludable, estarás consiguiendo que el camino hacia una buena alimentación se vuelva infinitamente más fácil. Aunque es cierto que todo está en la fuerza de voluntad, hay aspectos que pueden hacerte el camino más llevadero. Así que recuerda que la primera norma hacia una alimentación óptima, se encuentra en el carro de la compra.

¿Cómo hacer una compra saludable?

Ten claro el objetivo

Repítete mentalmente que estás dispuesto/a a mejorar tu alimentación y que nada te desviará del objetivo. Nadie puede hacerlo por ti y eres tu máximo responsable. Si de verdad te has decidido por favorecer tu estilo de vida, no titubees. Ve a por todas y esfuérzate por conseguirlo sin excusas. Ahora o nunca, es el momento de cruzar la meta. ¡Conciénciate!

Menú semanal

Realiza una dieta en la que quede reflejado todo lo que necesitarás a lo largo de la semana. Tanto comidas principales como desayunos y meriendas. Debe ser un planning muy claro que te permita extraer una lista de la compra definida y sin lugar a la improvisación.

Lleva una lista de la compra

Es el momento de realizar una lista de la compra en la que no quepan más ingredientes. Si has extraído los alimentos de tu menú semanal y ya los tienes todos controlados, olvídate de investigar por el súper más de la cuenta. De esta manera no caerás en “esto por si acaso” o “esto igual me hace falta”. ¡Prohibido!

No hagas la compra con hambre

Si haces la compra con hambre, es probable que se nuble tu determinación y acabes por meter en el carro tentaciones que luego lamentarás. Así que reserva el momento de la compra para después de una comida que te haya dejado saciado/a. ¡Toma nota! Parece básico pero es una decisión bastante inteligente.

Snacks saludables

Que no debas añadir productos azucarados, ultra procesados y perjudiciales, no quiere decir que no debas contar con esos momentos de hambre en los que te apetece picotear. Y es que este hecho es natural y lo único que tienes que hacer es optar por alternativas saludables. Por ello, cuenta con hacerte con frutos secos, fruta y otros recursos que te aporten energía y nutrientes de calidad.

Di NO al pasillo de los dulces

La norma estrella: si no quieres pecar, no te pongas frente a las tentaciones. Vale que quieras probarte a ti mismo y decidas medir tu fuerza de voluntad. Pero debes saber que si no lo haces, ¡tampoco pasa nada! Para evitar flaquear en un momento de debilidad, opta por desviarte cuando se encuentre ante ti el pasillo de los dulces. ¡Y listo!

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar