Aloe vera como cosmético, ¿lo has probado?

Vikika Team

Cuidar nuestra piel es fundamental para mantenerla en óptimas condiciones y que luzca bonita. En este sentido, hay muchas formas de tratarla y no todas suponen un elevado coste económico o de tiempo. Y es que tenemos a nuestro alcance multitud de opciones naturales que no todo el mundo conoce y cuya eficacia es verdaderamente sorprendente. Seguro que en alguna ocasión has escuchado hablar del aloe vera como cosmético pero, ¿cuáles son esas propiedades que lo convierten en un recurso casi milagroso? ¡Vamos a verlo!

Aloe vera como cosmético, un recurso mágico

El aloe vera se ha considerado desde la antigüedad un ingrediente “mágico” por sus muchas aplicaciones en diferentes aspectos. Esta planta que podemos encontrar con gran facilidad, tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, hidratantes, astringentes y bactericidas, entre otras. ¡Como lo lees! Se trata de un remedio para muchos males y de una opción ideal para mejorar el estado de la piel. Utilizar aloe vera como cosmético promete grandes resultados y, lo mejor, de una forma sencilla. Cuando el objetivo es aplicarlo de manera externa, basta con cortar una de sus carnosas hojas, abrirla en dos partes y retirar la capa superficial para disponer de la gelatina que guarda en su interior. Podemos depositar esta en un bol y utilizarla de forma sencilla para diferentes usos, ya sea aplicándola sobre la piel directamente, o como ingrediente en nuestros cosméticos naturales.

El aloe vera está compuesto por agua en más de un 95%, por lo que una de sus principales características es su elevado poder hidratante; por vitaminas (grupo B, C, E y A), minerales, ácidos grasos y enzimas, entre otros componentes que la convierten en una especie excepcional. Además de sus aplicaciones para la piel, como vamos a ver, también dispone de propiedades desintoxicantes, depurativas, digestivas y estimuladoras del sistema inmune.

Aloe vera como cosmético, ¿para qué sirve?

  • Se trata de un excelente cicatrizante, ya que penetra de forma profunda en la piel y logra regenerar los tejidos de manera más rápida. Se puede aplicar también en quemaduras y, para ello, se aconseja enfriar primero el gel para que alivie con más intensidad. Su poder antiinflamatorio actuará rápidamente.
  • El aloe vera limpia la piel en profundidad y elimina la grasa y la suciedad acumulada en los poros. Esta característica convierte a la planta en un remedio natural muy potente para aquellas personas con acné.
  • Se puede aplicar bajo los ojos en forma de mascarilla durante 15-20 minutos para reducir las bolsas o la inflamación.
  • Regenerador, hidratante y calmante. Resulta muy idóneo en los meses de calor, ya que tiene el poder de reparar la piel tras la exposición solar. Asimismo, es excelente para calmar la piel tras la depilación o el afeitado.
  • Es una mascarilla para el pelo que mejorará su aspecto, lo hidratará y aportará brillo y, además, cuida el cuero cabelludo combatiendo la caída y otros problemas.
  • Resulta de mucha utilidad para prevenir la aparición de estrías y tratarlas una vez han aparecido. Asimismo, se recomiendan para reducir manchas causadas por el sol o por la edad.
  • Su capacidad antioxidante reduce los signos del envejecimiento, rejuveneciendo la piel y haciendo que esta luzca saludable, tersa y luminosa.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE