Dedica tiempo al autocuidado y aumenta tu bienestar

Cada vez hay una mayor conciencia de la importancia de llevar a cabo un estilo de vida saludable con el fin de favorecer la salud y aumentar el bienestar general. Para ello, optar por una serie de buenos hábitos cada día es fundamental. Prestar atención a la alimentación o al ejercicio físico es importantísimo, pero no de forma aislada. Por eso, debemos seguir integrando algunos conceptos clave en nuestra mente y en nuestra rutina. Hoy te hablamos de uno de ellos que sin duda conocerás, pero… ¿lo practicas? Descubre la importancia del autocuidado. Dedícale tiempo, aumenta tu bienestar y… ¡sigue revolucionando tu vida!

Por fortuna, en la actualidad el estilo de vida saludable va adquiriendo cada vez más protagonismo. Y es que si algo tenemos claro es que la salud es lo primero y esta puede favorecerse con una serie de buenos hábitos que nos cuiden desde dentro hacia fuera. Sabemos que una alimentación nutritiva y variada es imprescindible, pues eso de “somos lo que comemos” es bastante acertado en cierto modo. Además, mantenerse activo e integrar una rutina de entrenamiento que combine cardio y fuerza será el complemento perfecto. Pero… ¿sabes qué? Hay vida saludable más allá de la dieta y el entrenamiento que no hacen más que consolidar las bases de nuestro estilo de vida consciente.

Estilo de vida y autocuidado

A día de hoy el concepto de “dieta” va adquiriendo una visión más realista, teniendo en cuenta que esta debe ser variada, satisfactoria, rica y saciante y nunca asociarse con el hambre. Además, ya sabemos que el entrenamiento de fuerza queda lejos de ser solo para hombres hipermusculados. El entrenamiento con pesas es para todos porque es salud, así que independientemente de la edad, el sexo o la condición física de partida hay que trabajar la masa muscular. Desterrados algunos mitos, cabría destacar algo y es la necesidad de dedicar tiempo al autocuidado que… ¡sorpresa! ¡No se trata de un capricho! Así es… ni la dieta significa hambre, ni las pesas son para hombres, ni el autocuidado es una cuestión de egoísmo. ¡Te lo contamos!

A menudo creemos que dedicarnos tiempo a nosotros mismos es algo que debemos hacer exclusivamente si nos sobra algo de tiempo en el día a día. Muchas personas llegan a creer que atender sus propias necesidades es una cuestión egoísta o, incluso, que no lo merecen. Pues atención, porque el autocuidado no solo es un hábito saludable más, sino que es fundamental para lograr estabilidad física, mental y emocional y seguir evolucionando hacia aquello que queremos ser. Porque el autocuidado nos permite reconectar con lo que somos y deseamos, descubrir qué queremos y necesitamos y entender qué camino nos llevará hacia los objetivos.

Cuidar de ti no significa dejar de cuidar tus obligaciones o a tus seres queridos. Cuidarte a ti es contribuir a que te sientas mejor en todos los planos y así poder aprovechar tu vida y regalar lo mejor a aquello que te rodea. Pero… ¿qué es el autocuidado?

Autocuidado, ¿qué significa?

El autocuidado no consiste en ignorar a nuestras familias, a nuestro trabajo o tareas. El autocuidado consiste en reservar tiempo para uno mismo, para disfrutar de los propios intereses y dedicarnos a vivir activamente la vida. Para ello, no es necesario pasar por encima de nadie, compararse con los demás o tratar de ser alguien que no somos, ¡todo lo contrario! Cuando nos sentimos bien por dentro y por fuera y somos auténticos, sentimos que mejora nuestro trato con el entorno, somos más productivos con nuestras responsabilidades y no necesitamos compararnos con nadie, porque estamos completos y satisfechos.

Si vivimos la rutina del día a día de forma automática sin ser conscientes de cada momento, es muy fácil que acabemos ignorando nuestras propias necesidades. De este modo, es cuestión de tiempo que caigamos en la frustración y desgana y explotemos en algún sentido. Por ello, deja de ver el tiempo para ti como una opción y trata de verlo como una responsabilidad contigo mismo/a.

Beneficios del autocuidado

  • Mayor satisfacción con uno mismo y el entorno.
  • Desempeño de las actividades que realmente hacen disfrutar.
  • Aumento de la autoestima y mejora de las relaciones sociales.
  • Bienestar físico, mental y emocional.
  • Capacidad de resiliencia y cambio de pensamientos negativos por otros constructivos y saludables.
  • Creatividad, sensación de vivir la vida, plenitud.
  • Mejora del estado de ánimo y mayor capacidad para lograr los objetivos.
  • Seguridad y confianza en uno mismo.

Autocuidado, ¿por dónde empezar?

Hay diferentes actividades que pueden ayudarte a desconectar y a sentir que alimentas tus emociones. Leer, escribir, dibujar, escuchar música, meditar… Sin embargo, lo más importante es que hagas algo que te ayude a disfrutar y que entiendas, además, que te lo mereces. NO eres egoísta por dedicarte tiempo a ti, NO estas fallando a nadie y, sobre todo, NO debes dejar pasar más tiempo. ¿Cuánto hace que no disfrutas de un rato contigo sin pensar en nada más? Inviértelo en hacer lo que quieras, necesites y realmente te apetezca. ¡El momento es AHORA!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE