fbpx

En un momento en el que el estilo de vida saludable se ha vuelto, por fortuna, el objetivo de muchos, todavía surgen ciertas dudas. La intención de comer bien, y crear una dieta variada y rica en nutrientes, es muy importante. Sin determinación no lo lograrás. Sin embargo, a veces no disponemos de los conocimientos necesarios para construir nuestro propio plan efectivo. ¿Cuándo deberías acudir a un/a nutricionista?

Seguro que en muchas ocasiones has intentado planificar tus comidas y has tenido toda la intención de mejorar tu dieta. No obstante, al poco tiempo te has preguntado si estás cumpliendo con las demandas de tu cuerpo y si esta dispondrá de todos los nutrientes necesarios. Si es así, ni te enfades ni te frustres. Saber de nutrición, no es cuestión de consultar un par de páginas en internet. Requiere mucho tiempo de estudio y hay profesionales que pasan su vida dedicados a ello. Es lógico que te pierdas a la hora de planificar tu menú semanal y te pares a preguntarte si tal vez deberías visitar a un/a nutricionista. Por otro lado, existe la idea de que los nutricionistas solo están para ayudarnos a perder peso y nada más lejos. ¡Presta atención!

¿Cuándo deberías acudir a un/a nutricionista?

  • Si tienes teorías sobre alimentación enfrentadas entre sí y sientes que no sabes cuál está en lo cierto. Hoy en día tenemos acceso a multitud de información y es frecuente que, tras consultarla, acabemos más liados de lo que empezamos. Por ello, si has leído tantas cosas que ya no sabes cómo adaptar tu dieta, quizá deberías acudir a un profesional que te aclarase las dudas y personalizase un plan exclusivo.
  • Si te han diagnosticado alguna patología o enfermedad. La afirmación que defiende que somos lo que comemos es real en muchos sentidos. Por ello, a través de una dieta adaptada a tus circunstancias, puedes mejorar muchos aspectos de tu salud y prevenir la aparición de graves problemas. Si intuyes que una correcta alimentación te ayudaría como medicina natural, no te quedes con la duda.
  • Si crees que te alimentas bien, pero te sientes falto/a de energía, quizá tengas déficit de algún nutriente importante. En momentos de demanda física o intelectual, una dieta específica puede ayudarte a dar todo de ti.
  • Si quieres perder peso y no lo consigues. Las dietas milagro han hecho mucho daño. Y es que no es necesario pasar hambre para perder peso. De hecho, esta opción puede perjudicarte y provocar en ti el efecto contrario al deseado. Comer de manera inteligente y pautada, te ayudará a conseguir tu peso ideal.
  • Si te encuentras bajo/a de ánimos o la ansiedad te lleva a caer en tentaciones nada saludables, debes saber algo. Muchos alimentos tienen propiedades que afectan directamente a nuestro bienestar mental y emocional. Así que, si este es tu caso, plantéate mejorar tu alimentación para sentirte mejor a todos los niveles.

 

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar