fbpx

Una de las reglas básicas para pasar la cuarentena y que nuestra salud mental no peligre en exceso, es evitar permanecer todo el día con pijama y sin peinar. Mimarnos, cuidarnos y estar presentables sigue siendo fundamental, aunque no salgamos a la calle. Hoy queremos darte algunas ideas y descubrirte peinados para estar en casa. Sentirnos bien al mirarnos al espejo es muy importante para no sentirnos decaídos. ¡Vamos allá!

Debes saber que la comodidad en cuestión de cabello, no está reñida con lo bonito. Aunque puedas creer que no tiene importancia, o que es algo superficial, si pruebas eso de verte guapa a diario estando en casa, te darás cuenta de que no es ninguna tontería. Nuestro ánimo, seguridad y autoestima se ven reforzados y eso es importantísimo en estas circunstancias de cuarentena. Por ello, no infravalores el poder de verte bien y prueba con estos peinados.

Peinados para estar en casa (y verte estupenda)

Trenzados

En cuestión de trenzas hay multitud de posibilidades. Desde dos trenzas de boxeadora hasta dos trenzas bajas y sueltas, pasando por una cola de caballo trenzada. Si no sabes hacértelas de raíz, ¡ya no hay excusa con la falta de tiempo! Busca tutoriales y conviértete en toda una experta. Incluso para dormir, trenzar el pelo sin ejercer presión en la raíz, es una excelente idea para evitar que este se rompa y disminuir así la caída. Proponerte cuidar el cabello y recobrar la normalidad luciéndolo sano y bonito, puede ser un objetivo que te mantenga muy motivada.

Pelo suelto

El pelo suelto y bien peinado siempre resulta muy favorecedor. Para ello, puedes optar por alisarlo por completo o darle volumen con unas suaves ondas de medios a puntas. Si decides utilizar aparatos de calor, es recomendable que emplees algún producto protector para evitar dañarlo en exceso. No olvides aplicar un poco de aceite hidratante en las puntas para un resultado inmejorable.

Moños

El peinado por excelencia para estar en casa es un moño. Eso sí, ¡no todo vale! Puedes hacerte un moño alto y despeinado, dejando algunos mechones muy finitos por fuera. Otra opción cómoda y muy favorecedora, es recoger el pelo en un moño baño. Prueba cambiar la raya de lado, o hacerla en medio si no sueles hacerlo. ¿Otras idea? Deja el pelo suelto con ondas suaves, y recoger de mitad hacia arriba en un moño despeinado. Este tiene su truco, pero resulta muy cómodo y queda estupendo. ¿Por dónde vas a empezar?

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar