5 Tips para evitar lesiones en el entrenamiento

Hacer ejercicio es fundamental para una buena salud. Y es que una vida activa conforma uno de los pilares básicos para sentirnos bien por dentro y por fuera. Sin embargo, hay que hacerlo con cabeza y siendo conscientes del propio cuerpo. De lo contrario, podemos sufrir algunas consecuencias negativas. Hoy te proponemos 5 tips para evitar lesiones en el entrenamiento.

Está muy bien que hayas empezado el año a tope de motivación y ganas de exprimir el gimnasio. ¡Pero cuidado! No se trata de entrenar a lo loco. El primer paso para uno resultados óptimos, es tomar conciencia del propio cuerpo y practicar algunas claves que te permitan disfrutar de la actividad y no sufrirla.

5 Tips para evitar lesiones entrenando

Calentamiento

Un buen calentamiento es imprescindible para introducirnos en el entrenamiento de una forma progresiva. Para ello, realiza movimiento articulares generales y específicos que impliquen la zona muscular que vas a entrenar. También puedes incluir cardio aunque la actividad posterior sea estática. Notarás como tu cuerpo va estando cada vez más preparado para afrontar el posterior esfuerzo.

Ejecución

Es fundamental adquirir una buena técnica para realizar correctamente cada ejercicio. Para evitar lesiones, el movimiento debe ser concreto y específico. De lo contrario, es probable que notes sobrecargas en zonas que ni si quiera debían estar implicadas. Pregunta y aprende antes de cargar peso como si nada.

Concentración

Cuando estés entrenando deja el móvil, o cualquier otra distracción, a un lado. La concentración es imprescindible para poder experimentar el entrenamiento de una forma profunda y eficaz. Por ello ten claro el objetivo y no te dejes llevar por estímulos que te distraigan del ejercicio. Hay tiempo para todo, pero si no estás concentrado/a, el entrenamiento no estará siendo lo productivo que debería.

Estiramiento

Devolver la calma al cuerpo, así como permitir su recuperación tras el esfuerzo, es fundamental. Así que si eres de esas personas que terminan la última repetición y salen volando del gimnasio como si el suelo quemara, replantéatelo. Reserva unos minutos al posterior estiramiento y deja que la musculatura se alargue y recupere. Descubre La importancia de incluir los estiramientos en tu rutina deportiva.

Descanso

El descanso es otro de los pilares básicos para el bienestar físico y mental y para poder rendir al máximo en cualquier actividad. Por ello, deja uno o dos días libres durante la semana para evitar sobrecargas. Este hecho no va a interrumpir tu evolución, todo lo contrario. Sin embargo, si te has lesionado y te han recomendado reposo, cúmplelo. Pero no tengas miedo a retomar la actividad cuando te sientas preparado/a. ¿El secreto? Escucha a tu cuerpo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE