Lo que debes saber sobre los hidratos de carbono

Para poder disfrutar de un estilo de vida saludable, es imprescindible cumplir con algunos pilares básicos. Entre ellos, se encuentran la práctica regular de actividad física, un descanso de calidad y una alimentación variada y rica a nivel nutricional. Hoy te hablamos de los hidratos de carbono y te contamos algunas características básicas que debes conocer. ¡No te lo pierdas!

¿Qué son los hidratos de carbono y para qué sirven?

Los hidratos de carbono son macronutrientes cuya función principal es aportar al organismo la energía necesaria para el normal desarrollo de las actividades cotidianas. Esta energía es absorbida de forma sencilla y prácticamente inmediata.

Estos son, junto a las grasas, el macronutriente energético por excelencia. Cuando realizamos ejercicio físico de alta intensidad, el cuerpo utiliza los carbohidratos, que sirven de gasolina, para poder funcionar y cumplir con las demandas que la actividad exige. Aquellos que no se usan, se almacenan en los músculos y en el hígado y, en caso de ser excesivos, van a tejido adiposo. Como en el caso de las proteínas, el consumo de hidratos de carbono aporta 4kcal/g.

Hidratos de carbono: simples y complejos

Simples

Los hidratos de carbono simples son azúcares que se digieren rápidamente y se convierten en glucosa. Estos proporcionan energía de forma inmediata y pueden ser una buena opción antes o después de realizar actividad física. La mayoría de frutas y verduras, contienen fructosa, carbohidratos simples presentes de forma natural y que, además, suponen un aporte nutricional beneficioso para el organismo.

No obstante, los hidratos de carbono simples cuentan con una visión negativa popularmente al estar relacionados con el desarrollo de enfermedades como la diabetes o el colesterol. Esto se debe a que existen alimentos refinados y procesados, que también contienen carbohidratos simples y que pueden resultar perjudiciales para la salud. Estos son los refrescos azucarados, las golosinas, la bollería industrial o el  propio azúcar común.

Es importante distinguir dentro de los carbohidratos simples, aquellos que además aportan nutrientes fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo y los que no. De esta manera, podremos tomar decisiones más inteligentes y cuidar nuestra salud, al tiempo que perseguimos y alcanzamos nuestros objetivos físicos.

Complejos

Los hidratos de carbono complejos son ricos en fibra, vitaminas y minerales y nuestro cuerpo tarda más en absorberlos que en el caso de los simples, evitando los picos de azúcar en sangre. Podemos encontrarlos en alimentos como cereales integrales, patatas, legumbres, brócoli o espinacas entre otros.

¿Cómo responde nuestro organismo a los hidratos de carbono?

Cuando consumimos alimentos ricos en hidratos de carbono, comenzamos a digerirlos en la masticación, con ayuda de la amilasa salival. Tras su digestión completa llegamos a la molécula de glucosa. La insulina señaliza la presencia de glucosa en sangre (glucemia) con el fin de que los transportadores las lleven al interior de las células y así poder usarlas para la obtención de energía o para su almacenaje en caso de exceso.

¿Los hidratos de carbono engordan?

Esta es una pregunta frecuente ya que los hidratos de carbono tienen fama de engordar y muchas personas los descartan de su dieta sin entender su función en nuestro organismo. Estos son un macronutriente esencial y deben estar presentes en nuestra alimentación. Es importante entender que no son los hidratos de carbono los que nos engordan, si no el consumo excesivo de calorías que ingerimos diariamente.

Asimismo, es importante optar por un estilo de vida activo y la práctica regular de actividad física. De esta manera consumiremos la energía necesaria evitando que los hidratos acaben por almacenarse en nuestro cuerpo en forma de grasa acumulada. Una vida sedentaria no solo es perjudicial para la salud en general, sino que promueve la acumulación de grasa y el aumento de peso al no quemar las calorías consumidas.

Si no te sientes capacitado/a para crear una dieta adaptada a tus circunstancias personales, no dudes en contactar con profesionales de la nutrición. De esta manera podrán construir un plan a tu medida con la total seguridad de no estar perjudicándote, ni de sufrir ninguna carencia nutricional. Además, sentirás una mayor energía y motivación que se traducirá en el incremento de tu productividad y en el éxito de tus objetivos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE