fbpx

Si eres de esas personas que han podido adaptar su vida laboral a la necesaria cuarentena, estás de enhorabuena. Sin embargo, aunque pueda parecer un lujo, que lo es, muchas veces cuesta centrarse y sacar el máximo rendimiento a la jornada. Por ello, hoy te traemos algunos tips que pueden resultarte de utilidad y ayudarte a teletrabajar con éxito. ¡Vamos allá!

Seguro ya has escuchado anteriormente alguno de los tips que te vamos a dar a continuación y es probable que sigas sin llevarlo a cabo. Por eso, antes de empezar la lista, queremos recordarte que eres la máxima responsable de tu actitud a la hora de enfrentar esta situación. Es tu decisión sacar provecho de cada hora que pasa en tu día o, por el contrario, dejar que pase sin más. Por ello, la principal herramienta con la que tienes que hacerte es la fuerza de voluntad. Busca dentro de ti ese refuerzo positivo que te ayude a confiar en los siguientes tips e, incluso, a encontrar el lado bueno de cada situación. Es posible que, cuando todo esto pase sientas nostalgia por estos días en los que estabas con la familia, con tiempo para ti y con la posibilidad de teletrabajar. Y, ahora sí, ¡vamos con la lista de tips para sacar la máxima productividad a tu jornada!

Tips básicos para teletrabajar con éxito

Nada de pijama

Aunque eso de trabajar en pijama siempre ha sido anhelado por quienes no pueden teletrabajar, ¡no es una opción! Ya probaste hacerlo el primer día de aislamiento y ya te has quitado el gusanillo. Ahora esa opción ya no es válida. Así que adiós pijama y hola ropa de vestir. El hecho de tener que vestirte, no quiere decir que no puedas hacerlo con ropa cómoda. Vístete con el máximo confort que puedas para disfrutar a gusto de la jornada. Aunque no lo creas, verte vestido/a ayuda a aumentar la energía para afrontar las obligaciones. Por ello, déjate preparado por la noche el outfit del día siguiente para un nuevo día de teletrabajo. Prueba nuevas combinaciones y deja volar tu creatividad. Hay multitud de posibilidades para vestirse estando en casa y seguir estando a la última.

Péinate

De la misma manera en que hay muchas posibilidades para vestirte estando en casa, sin necesidad de ir en pijama, hay muchos peinados que resultan cómodos y con lo que te verás genial. Elige desde un trenzado, pasando por pelo suelto con ondas o currándote un moño, máximo confort. Pero no vayas sin peinar porque, te aseguramos, la actitud cambia. Cuando uno se ve bien siente una mayor seguridad y ganas de comerse el mundo, incluso estando en cuarentena. La autoestima es muy importante y está íntimamente relacionada con la productividad. Por ello, tras ponerte el modelito del día, péinate como si tuvieras que irte a la oficina. Eso sí, siéntete libre de experimentar con tu pelo, ya que al fin y al cabo, solo te vas a ver tú.

Arréglate la cara

Muchas personas se maquillan con el fin de verse bien en estos días de encierro. Esta opción es muy válida. Sin embargo, también puedes aprovechar para dejar que la piel respire sin necesidad de aplicar productos a diario. Eso sí, no puedes olvidar la rutina básica que consiste en limpiar el rostro, aplicar tónico e hidratar. Si haces esto por la mañana y por la noche, y eres del bando del no makeup, a final de la cuarentena notarás cómo tu piel ha mejorado su apariencia y luce saludable y limpia. Por ello, verte el rostro luminoso, hidratado y elástico te hará sentir del todo preparado/a para afrontar ole teletrabajo con la seriedad y responsabilidad que merece.

Una oficina a tu medida

Busca un lugar de trabajo en el que te sientas bien. Ya dispongas de un espacio pequeño como de uno más grande, las dimensiones no están reñidas con crear un entorno agradable que invite a la concentración y a la efectividad. Ordénalo a tu gusto, decóralo y hazlo funcional. Siéntete libre para construir una oficina a la que te apetezca acudir cada mañana después de arreglarte. Ten el material necesario a tu disposición y ubica alguna planta que te alegre la vista. También puedes poner música ambiente o encender alguna vela aromática. Vas a estar tan cómodo/a que te costará terminar puntual.

Moviliza tu cuerpo

Una de las cosas buenas de estar trabajando en casa, es la posibilidad de levantarte cuando quieras y tantas veces como lo necesites. No se trata de perder la concentración y dar vueltas por casa mirando las redes sociales. Más bien es una manera de combatir el sedentarismo y con él, los dolores corporales asociados. Por ello, ponte de pie cada media hora, aunque sea brevemente, pero permítete estirar las piernas y dejar que la energía fluya. Márcate una hora en la agenda para dedicar unos minutos a hacer unos estiramientos en la oficina. Tu cuerpo te lo agradecerá y evitarás algunas consecuencias negativas de pasar mucho tiempo sentados. Recuerda también tener una postura correcta, con la espalda bien alargada y los hombros orientados atrás y abajo. De esta manera te sentirás mucho mejor al terminar el tiempo de teletrabajo.

Aliméntate correctamente e hidrátate

Bebe agua con frecuencia y mantén una buena hidratación. Asimismo, construye una despensa de calidad que te permita comer bien y llevar una dieta nutritiva y variada. De esta manera, si te entra ganas de picotear durante la jornada de teletrabajo, podrás optar por snacks saludables que te recarguen de energía y te cuiden desde el interior. Elegir bien qué comemos puede determinar en gran medida la capacidad de concentración, el estado de ánimo y la sensación de energía y ganas. Por ello, nunca subestimes el poder de lo que comes y aprovecha esta cuarentena para dar un cambio radical a tu manera de hacerlo. Crea un nuevo estilo de vida que te acompañe cuando todo se normalice de nuevo.

Practica el agradecimiento

Es imprescindible, para conseguir sacar el máximo partido a tus horas de teletrabajo, que seas consciente y sientas agradecimiento. Hay personas que tienen que seguir saliendo a trabajar, jugándose su salud y su vida en muchos casos. Hay otras que se han visto perjudicadas por la situación y se han quedado sin trabajo. Tú tienes la oportunidad de seguir con tu actividad desde casa y mantenerte a salvo y en condiciones para recobrar la normalidad cuando las autoridades lo permitan. Simplemente agradece antes de comenzar. Según tus circunstancias agradecerás unas cosas y lucharás contra otras, pero atiende con más fuerza a todos esos valores positivos que te rodean.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar