Pulmones más sanos, ¿cómo conseguirlo?

Si algo tenemos claro, especialmente con la situación que atravesamos, es que cuidar nuestra salud es una prioridad. Hacer todo lo que esté en nuestra mano por favorecer el correcto funcionamiento de nuestro organismo es esencial. En este sentido hay multitud de buenas decisiones que podemos tomar a lo largo del día. Hoy, sin embargo, vamos a hablar de aquellas orientadas a mantener unos pulmones más sanos. ¿Estás dispuesto a mejorar tu estilo de vida y, con este, tu salud? Pues toma nota de estos tips. ¡Empecemos el nuevo año a tope con nuestra rutina saludable!

Un gran número de la población sufre problemas respiratorios en todo el mundo. Una buena respiración es muy importante para tener una óptima salud. Por ello, atender a ciertos hábitos que nos ayudan a contar con unos pulmones más sanos, es fundamental para la prevención de enfermedades y para gozar de buena calidad de vida. La mejor noticia es que no se trata de hacer grandes y costosos sacrificios, pues adoptar ciertos cambios resulta sencillo. Simplemente debemos ser conscientes de este hecho y esforzarnos por mantenernos firmes en nuestros nuevos propósitos. Así que ya sabes, si te has decidido a lograr unos pulmones más sanos y, en consecuencia, a lograr mejorar tu estado de salud, ¡toma nota!

Tips para unos pulmones más sanos

Mantente en tu peso adecuado

El sobrepeso es la causa principal de diversidad de enfermedades. Y es que mantenerse en el peso adecuado va mucho más allá de una cuestión estética. Acumular grasa, especialmente en la zona abdominal, dificulta la respiración y limita la función pulmonar. Por ello, si lo necesitas, proponte alcanzar tu peso ideal (en función de tus características y asesorado por un profesional si fuera necesario) y experimenta una mayor comodidad en tu día a día, también en la manera de respirar.

Actividad física frecuente

Hacer ejercicio físico reporta grandes beneficios que no solo se manifiestan en el aspecto más superficial. Nuestro cuerpo necesita movimiento y, por ello, mantenerte activo contribuirá a fortalecer los pulmones y aumentar la capacidad respiratoria. Aunque lo ideal en cualquier caso es combinar ejercicio cardiovascular con fuerza, el ejercicio aeróbico repercute directamente en el estado de los pulmones. Nadar, correr, bailar, caminar… aumenta le ritmo cardíaco y los fortalece.

Alimentación variada y equilibrada

Ya sabes que una alimentación equilibrada es la mejor manera de favorecer el correcto funcionamiento del organismo. Como te decimos a menudo… una despensa de calidad promueve una vida de calidad. Si pretendemos conseguir unos pulmones más sanos, apostar por una dieta variada rica en vitaminas y minerales será fundamental. Algunas como la vitamina A, E, C y minerales como el zinc o el selenio son muy importantes. Tomar decisiones adecuadas en tus hábitos diarios, como abogar por una alimentación apropiada, repercute directamente en la prevención de enfermedades.

Respira aire de la naturaleza

La contaminación es uno de los principales factores que perjudican la salud pulmonar. Intentar respirar aire limpio es muy importante para unos pulmones más sanos. Asimismo, no solo habrá que prestar atención a la contaminación de la calle sino al aire que respiramos en casa. Recuerda ventilar a diario todas las estancias para que el aire se renueve. Una excelente idea en este sentido, es asegurarte un tiempo al día para respirar aire de la naturaleza o, incluso, hacer ejercicio en ella. Ya sea en la playa, campo, montaña… Investiga tu entorno y descubre las sensaciones tan placenteras de conectar con la naturaleza. Tus pulmones también lo agradecerán.

Cuida tu postura corporal

Una correcta postura corporal no solo evita el desarrollo de dolencias y lesiones, especialmente en la espalda. También tiene influencia sobre la manera de respirar. Si pasas horas sentado frente al ordenador con la espalda encorvada, sé consciente para poner solución. Mantente erguido y permite que tus pulmones cuenten con más espacio para expandirse con cada inhalación. Realizar estiramientos llevando la espalda atrás y abriendo la caja torácica, te proporcionará sensaciones muy agradables y placenteras.

Otros tips para lograr unos pulmones más sanos

  • Hidrátate adecuadamente a diario, beber agua es esencial para la salud de tus pulmones.
  • Cubre con un pañuelo o bufanda tu nariz y boca cuando haga frío en la calle. De esta manera evitarás inhalar el aire frío y seco que perjudique tus pulmones.
  • Limpia las fosas nasales y disminuye la mucosidad acumulada en las mismas con agua de mar.
  • Haz vahos con hojas de eucalipto para limpiar las vías respiratorias.
  • Practica Yoga, Pilates u otras disciplinas que te enseñen a respirar correctamente en el día a día. Este punto es especialmente importante si sufres ansiedad, estrés o sueles estar nervioso con frecuencia. Estas actividades no solo te proporcionarán calma, sino que ayudarán a que tus pulmones funcionen mejor. Una vez conseguido, los beneficios se manifestarán en aspectos de tu vida que ni imaginabas, como el estado anímico, la vitalidad o la energía.
  • El jengibre tiene grandes propiedades que repercuten en tu salud respiratoria. Puedes tomarlo en infusión.
  • Por supuesto, mantén alejado de tu vida el tabaco y no respires el humo de otros fumadores.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE