En los últimos años, la toma de batidos de proteínas se ha extendido más allá de la población deportista, siendo un alimento que ha llegado también a nivel de población general.

Uno de los principales motivos de esta gran expansión se debe a su gran versatilidad y comodidad a la hora de transportarlos, siendo otra forma de incorporar proteínas de alta calidad biológica a la dieta.

El ritmo de vida de la sociedad actual, marca la tendencia del auge de estos productos: Se pueden tomar en cualquier lugar, con un poco de agua y un “shaker” o un simple vaso. Sus múltiples beneficios a nivel de composición corporal y salud, están ampliamente evidenciados científicamente en las proteínas lácteas.

La industria alimentaria, se ha hecho eco de las necesidades especiales de determinados grupos poblacionales: intolerantes a la lactosa, veganos o vegetarianos o celíacos, habiendo diversificado el producto hasta tal punto.

Por todo ello, queremos detallar de forma clara y resumida, los distintos tipos de proteínas lácteas disponibles y señalar los aspectos más relevantes para que podáis elegir aquellos que mejor se adapten a vuestras necesidades.

TIPOS DE BATIDOS

  • Proteína de suero de leche “whey protein”. Es la más consumida y la más conseguida tanto a nivel organoléptico como a nivel de calidad. Dentro de este gran grupo, a su vez, podemos distinguir tres variedades, de menor a mayor nivel de pureza (cantidad de proteína neta por cada 100 g de porción comestible):
  • Concentrados: rondan un 80% en contenido de proteína. Contienen más hidratos de carbono y grasa que los siguientes grupos. Es la opción perfecta para un individuo normal que desea aumentar su ingesta de proteína de forma sana y eficiente. Organolépticamente son los más logrados, su absorción es más lenta que los otros tipos. Pueden tomarse en cualquier momento del día.
  • Aislados: su concentración de proteína ronda el 85-90%. Su contenido en hidratos de carbono es prácticamente nulo, dependiendo del sabor principalmente. Su absorción es bastante rápida, y es una buena opción para aquellos que tengan digestiones más pesadas o bien para los que tengan un objetivo más exigente a nivel deportivo. El momento ideal de toma es antes o después el entrenamiento, por su elevada digestibilidad.
  • Hidrolizados, es la variedad más elevada en contenido de proteína, pueden alcanzar hasta un 95-99%. Su uso es muy similar al de los aislados. Esta variedad suele contener muy bajo nivel de lactosa, nada de grasa, por lo que su absorción es la más rápida. En los casos donde así se especifique, puede ser perfectamente apto en población intolerante a la lactosa.
  • Caseína: se trata de la fracción proteica predominante en la leche. Su calidad biológica es muy alta, pero si digestibilidad es la más lenta de todas las variedades.

Señalar brevemente, otras variedades menos evidenciadas, pero igualmente válidas con proteína de huevo: son las siguientes en lo referido a calidad biológica, organolépticamente están muy conseguidas, suelen ser libres en lactosa.

Proteína de carne: organolépticamente tal vez las menos conseguidas, pero suelen estar libres de lactosa y gluten. Proteína vegetal: las hay de guisante, de arroz, soja o mezcla de todas ellas, suelen ser libre en lactosa y compatibles con dietas veganas o vegetarianas.

Fuentes:

  1. Morifuji M, Sakai K, Sanbongi C, Sugiura K. Dietary whey protein downregulates fatty acid synthesis in the liver, but upregulates it in skeletal muscle of exercise- trained rats. Nutrition [Internet]. octubre de 2005 [citado 30 de junio de 2019];21(10):1052-8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16157243
  2. Bounous G. Whey protein concentrate (WPC) and glutathione modulation in cancer treatment [Internet]. Vol. 20, Anticancer Research. 2000 [citado 30 de junio de 2019]. p. 4785-92. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11205219
  3. Pal S, Ellis V. The chronic effects of whey proteins on blood pressure, vascular function, and inflammatory markers in overweight individuals. Obesity [Internet]. 5 de julio de 2010 [citado 30 de junio de 2019];18(7):1354-9. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19893505
  4. Whey Protein Lowers Triglycerides, Cholesterol, & Improves Insulin Function [Internet]. [citado 30 de junio de 2019]. Disponible en: https://www.wellnessresources.com/studies/whey-protein-lowers-triglycerides- cholesterol-improves-insulin-function
  5. Cribb PJ, Williams AD, Carey MF, Hayes A. The effect of whey isolate and resistance training on strength, body composition, and plasma glutamine. Int J Sport Nutr Exerc Metab [Internet]. octubre de 2006 [citado 30 de junio de 2019];16(5):494-509. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17240782

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar