Alimentos saludables: ¿importan las cantidades?

alimentos saludables

Si llevas un tiempo explorando el mundo de la alimentación saludable, seguro que has notado un cambio en tus hábitos y, en consecuencia, en tu calidad de vida. Y es que ser conscientes de aquello que ingerimos repercute directamente en cómo funciona nuestro organismo, así como en el bienestar que sentimos. En este contexto hay quienes, una vez decantados por una dieta sana, se preguntan si al tratarse de alimentos saludables se pueden consumir tanto como se desee. ¿Tú qué dices? Si son alimentos saludables… ¿importan las cantidades?

A diario recibimos, a través de diversos medios de comunicación y redes sociales, información acerca de las propiedades nutricionales de algunos alimentos saludables. Así, llegamos a una conclusión errónea: si es saludable y presenta tantos beneficios, puedo comer todo lo que quiera y en cantidades ilimitadas. De este modo, mucha gente se siente frustrada al observar que no consiguen sus objetivos de, por ejemplo, pérdida de peso a pesar de estar comiendo de forma óptima.

Si te sientes identificado, debes entender que “saludable” no implica que no tenga calorías. Son conceptos completamente diferentes que conviene identificar para seguir aprendiendo en cuestión de alimentación y logro de objetivos determinados.

Alimentos saludables y objetivos concretos

Es lógico que una persona que únicamente pretende mejorar su salud, no debe estar contando calorías a diario. En estos casos existen unas consideraciones generales sobre cómo han de ser las raciones de alimentos y la frecuencia de consumo (quizá conozcas las pirámides nutricionales). Esto no servirá en aquellas personas que busquen un objetivo concreto, pues necesitarán una adaptación de su plan de manera individualizada, ¡por muy saludables que sean los alimentos ingeridos!

Debes saber que un alimento saludable puede ser altamente calórico o no, por lo que recordemos: saludable no significa sin calorías. Una alimentación saludable es aquella basada en vegetales y hortalizas, frutas de temporada, carnes magras, pescados frescos de temporada, huevos camperos, lácteos y derivados de alta calidad. Asimismo, tendremos en cuenta los hidratos de carbono mediante cereales integrales, legumbres o tubérculos; y grasas saludables a través de AOVE, frutos secos y semillas, pescados azules, aguacates, etc.

alimentos saludables

Hidratos de carbono y grasas saludables

Estos últimos son los dos grupos más controvertidos, que más dudas generan y que requieren una mayor adaptación individual. Es por esta razón que se aconseja con frecuencia acudir a especialistas de la nutrición y la dietética, pues despejarán muchas dudas y pautarán una serie de consideraciones ajustadas a nuestras necesidades. Un ejemplo más gráfico de todo ello:

Si alguien desea perder grasa, un exceso de hidratos de carbono conllevaría un exceso energético y, en consecuencia, un posible incremento del tejido adiposo. Si, por el contrario, el individuo quiere mejorar su rendimiento deportivo, un aporte deficiente de hidratos podría ser contraproducente para el desarrollo de la actividad. Igual sucede con las grasas: por muy saludable que sea un buen aceite de oliva, es fundamental adaptar su consumo al objetivo y necesidad de cada persona.

En conclusión, especialmente cuando se tenga un objetivo concreto, será muy importante tener en cuenta las kilocalorías de todos los alimentos que consumamos, incluidos aquellos más saludables. No obstante, más allá de las calorías, es determinante para la salud optar por opciones saludables y nutritivas frente a las que no lo son.

Si necesitas asesoramiento, no dudes en contar con Vikika Team. Tenemos diferentes opciones de planes de dieta y/o alimentación para acompañarte en el camino hacia tu mejor versión y orientarte en todo lo que necesites. ¡Este año es tu año!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE