Beneficios de integrar estiramientos en tu rutina deportiva

Los estiramientos constituyen una parte fundamental de nuestro entrenamiento. Sin embargo, muchas veces los obviamos, ya sea por falta de tiempo o porque pensamos que no son realmente importantes. Reservar unos minutos en nuestra rutina deportiva para dedicar a los estiramientos, debe ser una prioridad y no una opción.

Ir de un lugar a otro y sacar el tiempo justo para cumplir con los quehaceres diarios, nos hace pasar por cada punto de una forma superficial. Debemos entender que, de esta manera, no estamos sacando el rendimiento necesario a cada acción que emprendemos. Si llevamos una vida activa y cumplimos con nuestra rutina deportiva a diario, ¿por qué pasar por alto una parte tan importante como los estiramientos? Piensa en ellos como un punto imprescindible que tu cuerpo necesita en muchos sentidos.

Cuando realizamos cualquier tipo de ejercicio físico, estamos favoreciendo nuestra salud. No obstante, estamos llevando a nuestro cuerpo a ejercer una serie de esfuerzos y a ponerlo muchas veces a límite. Devolverle la calma, permitir que este se recupere y cuidarlo mediante los estiramientos es fundamental.

Beneficios de los estiramientos en la rutina deportiva

  • Libera la tensión muscular
  • Nos proporciona un estado de relajación corporal y mental tras la práctica
  • Disminuye la posterior sensación de agujetas
  • Previene dolencias y posibles lesiones como torceduras, tendinitis, tirones…
  • Ayuda a recuperar la energía derrochada en el entrenamiento
  • Favorece el flujo sanguíneo
  • Nos permite tomar conciencia de nuestro propio cuerpo, sus capacidades y límites
  • Mejora la flexibilidad de músculos y articulaciones
  • Previenen contracturas y endurecimiento muscular
  • Permite una mayor recuperación a través de la oxigenación de los músculos
  • Ayuda a mejorar la coordinación de los movimientos
  • Mejora nuestra movilidad y agilidad

Estiramientos antes o después de la práctica

Es importante saber que una rutina de estiramientos tiene cabida en cualquier momento del día. Puedes hacer al despertar o antes de acostarte. Asimismo, incluirlos antes o después del entrenamiento tiene sus beneficios. Realizarlo tras el entrenamiento te proporcionará la relajación y recuperación idónea. Sin embargo, antes del entrenamiento también sirven para preparar el cuerpo para la acción.

No obstante, si vas a incluirlo antes del entrenamiento, es necesario que haya un calentamiento previo de movilidad articular. Estirar con los músculos en frío puede tener consecuencias negativas. Por ello, hazlo con calma, no fuerces e intenta que los estiramientos sean orgánicos y estén dirigidos por tu propio cuerpo y sus necesidades.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE