Copa menstrual, ¿es una buena idea?

La copa menstrual ha supuesto una auténtica revolución para muchas mujeres. Las hay quienes no han dudado en probar y sus impresiones han sido muy positivas. Por otro lado, están aquellas a las que no acaba de convencer. Una gran multitud todavía no se atreve a innovar, aunque el asunto les crea mucha curiosidad. Te contamos algunas curiosidades. ¿Te animas?

Seguramente hayas oído hablar de la copa menstrual. Y es que en los últimos tiempos se ha convertido en un antes y un después para cantidad de mujeres. Sin embargo, a pesar de que se trata de una opción cómoda, económica, reutilizable, saludable y sin límite de edad, no acaba de ser aceptada de forma general. Descubramos algunas de sus características.

Principales ventajas de utilizar copa menstrual

  • Se trata de una opción más económica a largo plazo en comparación con las compresas y tampones. Al ser reutilizable, no gastamos dinero continuamente y, en pocos meses, ya supondría un verdadero ahorro.
  • El material empleado generalmente es silicona médica, material biosoluble que, según ginecólogos, no presenta riesgos para la salud. Y es que la copa menstrual no tiene por qué causar alergias ni irritación.
  • Con un mantenimiento adecuado, pueden durar más de diez años
  • No provocan sequedad, picores ni rozaduras y no produce alteraciones en el entorno vaginal, ya que en lugar de absorber, recoge el flujo.
  • Es ecológica y permite una mayor concienciación y cuidado con el medio ambiente. Esto es porque estamos sustituyendo tampones y compresas, contribuyendo así a dejar de desechar materiales que favorecen la contaminación. La copa menstrual no genera residuos.
  • Aporta una gran comodidad. Y es que puedes despreocuparte, ya que aporta hasta 12 horas de protección. Las mujeres con reglas abundantes encuentran en ella una gran aliada. Además, se puede utilizar en cualquier día de regla.

Consejos para conservar tu copa menstrual

Si eres de las que ya se ha atrevido, recuerda que es fundamental mantenerla en óptimas condiciones. Tanto tu salud íntima como su durabilidad, dependen de ello.

  • Guárdala siempre en un lugar adecuado, sin exponerla a temperaturas extremas, y en una bolsita de algodón.
  • Durante la menstruación, enjuágala con agua. Cuando finalice, esterilízala con agua hirviendo.
  • Acomódate la copa sin prisas ni nervios. Es importante que te sientas cómoda. Esto te ayudará también a conocerte más a ti misma y eliminar ciertos tabúes sobre tu zona íntima.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE