Descubre los beneficios del Yin Yoga

La práctica de yoga es cada vez más popular y muchos recurren a ella para mejorar su calidad de vida. Sin embargo, hay varias modalidades y unos puede sentirse perdido a la hora de elegir por cuál decantarse. Hoy te hablamos del Yin Yoga y te contamos en qué consiste. Si no es de tu agrado, recuerda que tienes muchas opciones donde elegir. ¿Lo importante? ¡Ponerse manos a la obra!

La práctica de yoga tiene innumerables beneficios para el cuerpo y la mente. Además, es muy sencillo entregarse a ella, ya que es enormemente flexible a las circunstancias personales de cada uno. Puede practicarse en grupo o en solitario, en el exterior o en sala y en distintas modalidades para favorecer a la persona que lo practica. Si ya te hablamos en su día del Bikram Yoga, una práctica para valiente, hoy te contamos los aspectos más importantes del Yin Yoga.

¿Qué es el Yin Yoga?

Dentro de la práctica de yoga, se pueden experimentar sus beneficios desde distintas perspectivas. Si bien es cierto que existen modalidades más dinámicas, en las que priman el movimiento, la actividad o el esfuerzo, en este caso es diferente. El Yin Yoga busca la entrega, la quietud y el trabajo de la consciencia. Una persona que realiza una sesión de Yin Yoga se abre y acepta adquirir la energía desde la postura estática y más pasiva.

La peculiaridad del Yin Yoga, es el mantenimiento de la postura por un periodo más largo de tiempo, que oscila entre 3 y 7 minutos de forma general. Para lograrlo, se puede emplear material de apoyo en caso de necesitarlo. El principal objetivo es eliminar las tensiones acumuladas, liberar la mente de pensamientos negativos y excesivos y equilibrar la energía a todos los niveles. Desde la inmovilidad, el Yin Yoga pretende aportar calma y equilibrio.

Beneficios del Yin Yoga

Los beneficios de la práctica de Yin Yoga son numerosos en todos los sentidos. En el plano físico dota de una mayor flexibilidad y estabilidad, favorece la capacidad de coordinación y trabaja el equilibrio. Favorece la circulación sanguínea, aliviando males y dolores derivados de la misma, y trabaja a nivel articular. Tonifica y fortalece la musculatura y reduce el riesgo de sufrir lesiones. Asimismo, minimiza dolencias ocasionadas por distintas patologías.

A nivel mental, libera el estrés y las tensiones acumuladas durante el día. Permite la toma de conciencia tan importante para el bienestar emocional y contribuye a la autoevaluación y el conocimiento hacia uno mismo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE