Ideas para una vida más activa

La falta de tiempo o las obligaciones, son las dos excusas más frecuentes para justificar un estilo de vida sedentario. Sin embargo, siempre hay tiempo y opciones para llevar una vida más activa a pesar de las circunstancias. Mentalízate y descubre que eres capaz de cumplir con ciertos hábitos que te aportarán grandes beneficios en todos los niveles.

Madrugamos, acudimos al trabajo, comemos fuera de casa, finalizamos la jornada y cumplimos como podemos con el resto de obligaciones. Día tras día la misma rutina puede aportarnos orden y claridad, pero también podemos construir hábitos poco recomendables para la salud.

El descanso es imprescindible para permitir al cuerpo funcionar correctamente. Intentar encontrar tiempo para hacer ejercicio no debe quitarnos el descanso, porque podría ser contraproducente. Ambas cosas deben ser parte de nuestros días y son fundamentales para cuidar nuestra salud y bienestar. Por ello, conocer algunas ideas que nos permitan mantenernos activos, es vital para tomar decisiones inteligentes.

Ideas para una vida más activa

  • Adelanta la alarma y empieza antes el día

Atrévete a madrugar un poco más y lleva a cabo una rutina por la mañana que te permita disfrutar de un bonito comienzo de la jornada. Aprovecha este ratito para empezar el día practicando yoga y salir a dar un paseo breve pero intenso.

  • Un paseo constructivo

Encontrar un ratito para salir a dar un paseo y caminar a ritmo ligero, te aportará multitud de beneficios. Además, sentirás cómo mejora tu estado de ánimo, te aportará claridad mental y te recargará las pilas para seguir con las obligaciones desde otra perspectiva.

  • Cambia el camino al trabajo

Ya sea acudir a la oficina o llevar a los niños al colegio. Realizar día tras día el mismo trayecto puede resultar aburrido y hacernos sentir desganados. Sé original y busca alternativas, nuevas opciones que te hagan descubrir lugares y escenarios que no conocías. Analiza el nuevo camino y siente cómo la novedad aumenta tu energía.

  • Deja el coche aparcado y camina

El coche o cualquier otro transporte, es tentador y cómodo. Sin embargo, si ya pasas el día sentado y en la misma posición, es recomendable que optes por caminar. Lo que al principio te puede parecer una distancia demasiado larga, pronto se convertirá en un reto cumplido y posterior hábito. De pronto te verás cumpliendo con una vida más activa y no podrás prescindir de esos paseos que tanto reconfortan.

  • Ascensor prohibido

Si a estas alturas eres de los que opta por el ascensor sin pensarlo, es hora de cambiar el chip. Te quejas por tu vida sedentaria y la falta de tiempo y, en cambio, te asustas cuando ves un tramo de escaleras. Conciénciate de verdad con tu objetivo de cumplir con una vida más activa y transforma tu forma de ver el mundo.

  • Recupera viejas costumbres

Si tienes guardados tus viejos patines, o esa bicicleta que dejaste de utilizar, recupéralos y empieza a rodar. Disfrutar de actividades al aire libre es muy beneficioso a nivel físico y mental. Además, si tienes hijos, compartir esos ratos supone una verdadera fortuna. Ellos lo agradecerán y estarán adquiriendo unos hábitos muy positivos para su desarrollo.

  • Limpieza enérgica del hogar

Deja de lamentarte por tener que limpiar tu casa y empieza a hacerlo con alegría y satisfacción. Y es que hacerlo de forma enérgica y cuidando el cuerpo de malas posturas, puede tener efectos positivos y mejorar tu forma física. ¡No hay excusa!

  • Mientras ves tu serie

Nadie debe quitarte ese momento serie que tanto dissfrutas. Sin embargo, ¿qué te parece hacerlo pedaleando desde tu bicicleta estática? Dale caña a tus pulsaciones y mejora tu forma física desde casa. También puedes seguir rutinas que veas por internet o hacer una tabla que se adapte a tus circunstancias.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE