Llevar el móvil al gimnasio, ¿sí o no?

Vivimos unos tiempos en los que nos resulta muy difícil cumplir con nuestra rutina sin llevar nuestro móvil a cuestas. Por poco que nos guste admitirlo, dependemos de él en gran medida para realizar nuestras actividades con comodidad y éxito. Tanto es así, que incluso se ha convertido en un imprescindible durante el entrenamiento. ¿Deberías llevar el móvil al gimnasio?

Llevar el móvil al gimnasio, ¡y a todas partes!

Utilizar el teléfono en nuestro día a día es algo habitual y se trata de una necesidad de la cual nos costaría desprendernos. Se trata de un tema muy controvertido que nos invita a reflexionar si somos realmente dependientes de este. Seguramente hayas sentido ese estado de nervios cuando no lo localizas en tu bolso o, simplemente, cuando estás a punto de quedarte sin batería.

Lo cierto es que disponer de él nos permite vivir con una gran comodidad y no hay por qué renunciar a ella, siempre y cuando sea una elección y no una necesidad vital. En cuestión de entrenamiento, supone un complemento muy útil, eso sí, si sabemos sacarle partido en lugar de dejar que entorpezca nuestro rendimiento.

Llevar el móvil al gimnasio, ¿sí o no?

Inconvenientes de llevar el móvil al gimnasio

  • Puede suponer una distracción y entorpecer tu rendimiento
  • Facilita la pérdida de concentración al tener acceso inmediato a chats o redes sociales
  • Es posible que cojas algunas llamadas y pierdas así la atención en tu objetivo
  • Si vas a emplear tu tiempo de entrenamiento y desconexión en mirar correos y mensajes del trabajo, definitivamente no te lo lleves… ¡Desconexión!
  • Te cuesta mucho encontrar tiempo y energía para ir a entrenar. No lo malgastes enredándote en el teléfono móvil
  • Si es tan importante para ti tener que cargar con el móvil, incluso en el momento de entrenar, tal vez deberías plantearte si no te estás añadiendo más estrés al que ya tienes

Ventajas de llevar el móvil al gimnasio

  • Grabarte te ayudará a observar tu evolución
  • Puedes llevar en él tu tabla de entrenamiento y algunos datos de interés
  • Te permite consultar dudas y buscar alternativas a tus ejercicios
  • Te sirve de inspiración para ejecutar ciertas rutinas
  • Puedes llevar la música que más te gusta al alcance de la mano y crear tu banda sonora ideal
  • Tienes la posibilidad de descargarte algunas aplicaciones muy recomendables para tu entrenamiento

En conclusión, deberías hacer una reflexión interna y decidir si te conviene llevarte el móvil al gimnasio. Si le vas a dar utilidad y va a sumar en tu rendimiento, debes saber que se trata de una herramienta perfecta. Si, por el contrario, vas a despistarte y a perder el tiempo revisándolo a cada instante, déjalo en casa. Tu tiempo de desconexión y bienestar es un tesoro. ¡Inviértelo en evolucionar!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE