Cómo prevenir las rozaduras en los muslos

Hay molestias que muchas personas sufren en silencio, como si no se tratase de un mal común. Las rozaduras en los muslos son frecuentes y es lógico que en los meses más calurosos aumente el malestar. Si sabes de qué hablamos, no esperes más para conocer algunos trucos que podrían servirte, ¡y mucho!

Las rozaduras en los muslos son algo habitual en muchas personas y en verano pueden convertirse en un verdadero martirio. Todos ansiamos que llegue el calor para disfrutar de un verano de película. Sin embargo, la trama puede volverse más dramática cuando nos sentimos incómodos. Y es que las rozaduras en los muslos pueden ocasionar irritación e, incluso, la aparición de molestas ampollas.

Este problema no debería condicionarnos a la hora de utilizar algunas prendas o practicar ciertas actividades deportivas. Es cierto que utilizando ropa que proteja la zona, las molestias disminuyen. Pero suponemos que, como es normal, querrás vestirte como te apetezca y mantenerte activo sin límites. Pues bien, traemos buenas noticias. ¡Presta atención y toma nota!

Remedios para acabar con las rozaduras de los muslos

A continuación, te mostramos algunos trucos que pueden convertirse en la solución a la incomodidad provocada por las rozaduras en los muslos. Descubre cómo aliviar las molestias y prueba las distintas alternativas hasta dar con la que te resulte más eficaz.

1. Vaselina

Si todavía no la conoces, no pierdas más tiempo. La vaselina normal ya es de por sí una aliada para calmar la sequedad de los labios, especialmente en los meses más fríos. Pues bien, debes saber que existe una vaselina especial para las rozaduras en los muslos y otras zonas sensibles. Esta es más espesa y evita las molestias de la fricción. Puedes encontrarlas en tiendas especializadas en artículos deportivos.

2. Polvos de talco

Si nunca lo has probado, te aseguramos que es tan efectivo como tradicional. Y es que es de esos recursos más naturales que, en ocasiones, juzgamos antes de probar. Es cierto que no es tan duradero como otras opciones, pero seguro que te calma y disminuye las molestias. Para ello, ponlo sobre la piel bien limpia y seca.

3. Bandelettes

Se trata de unas bandas elásticas que se colocan sobre los mulsos. Estas pueden suponer el mejor remedio y más efectivo. Además de quedar ocultas bajo la ropa, son muy cómodas porque se adhieren perfectamente a la piel y no se mueven de su sitio. Las hay de varias tallas y colores, incluso puedes elegirlas con o sin encaje. Olvídate de llevar ropa más calurosa y luce piernas tanto como quieras.

4. Cremas anti rozaduras

Existen cremas que preparan la piel y la protegen frente a las rozaduras en distintas partes del cuerpo, como pecho, pies o axilas. Las hay especiales para deportistas y se utilizan como tratamiento preparatorio aplicándola antes de realizar la actividad física.

5. Aloe vera

El aloe vera es una opción milagrosa por sus grandes propiedades. Es una alternativa que vale para todo, porque calma, hidrata, cicatriza, refresca… Si has olvidado utilizar algunos de los trucos mencionados anteriormente, y las rozaduras de los mulsos ya han dejado huella, que no cunda el pánico. Puedes aplicar aloe vera, ya sea de forma natural, en gel o en crema, y notarás el alivio de forma casi inmediata.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE