fbpx

En la actualidad cada vez conocemos más datos acerca de la importancia de un estilo de vida saludable. Este nos permite vivir con una mayor sensación de bienestar físico y mental. Sin embargo, es frecuente escuchar términos que no llegamos a entender o no acabamos de definir con claridad. ¿Has oído hablar de la higiene postural?

Llevar a cabo una filosofía de vida en la que primen los hábitos saludables, engloba multitud de aspectos. Muchos de ellos nos sorprenderían, ya que no acabamos de entender la repercusión que pueden tener en nuestro bienestar. Es el caso de la famosa higiene postural y la necesidad de prestarle atención para prevenir cantidad de dolencias.

¿Qué es la higiene postural?

Cuando hablamos de higiene postural, nos referimos a la correcta postura de nuestro cuerpo. Esta se incluye tanto en las posiciones estáticas como durante el ejercicio físico o en las tareas más rutinarias.

Aprender a asimilar una postura adecuada, es fundamental para liberar a nuestra columna de la mayor carga posible. En consecuencia, sentimos menos tensión física y frenamos el desarrollo de molestias que nos impidan vivir de una manera confortable. Informarse y aprender acerca de cómo ser funcionales y preparar al cuerpo para ello, es muy importante. Esto puede suponer un antes y un después en la manera de enfrentar nuestra rutina.

¿De qué me sirve adoptar una correcta higiene postural?

El objetivo de conocer nuestro cuerpo y adquirir ciertas pautas, es evitar multitud de molestias derivadas de una mala postura. Ya sea durante las horas de oficina, en el sofá viendo la televisión o realizando cualquier deporte, una posición incorrecta de nuestro cuerpo puede provocar dolencias o agravar las existentes. Incluso al coger las bolsas de la compra, estar sentados o permanecer estáticos unos minutos, conviene prestar atención a este aspecto. Descubre las señales que advierten del síndrome del oficinista.

Consideraciones básicas para una óptima higiene postural

Practicar ejercicio físico es muy recomendable a la hora de conocer las necesidades de nuestro cuerpo y adquirir la capacidad para satisfacerlas. Por ello es muy importante mantenerse activos y realizar ejercicio con regularidad. Disponer de una musculatura trabajada, una buena elasticidad de las articulaciones y no caer en el sedentarismo, contribuyen a lograr una buena postura corporal.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar