fbpx

Poco a poco, la siesta va pasando a un segundo plano y es inexistente para muchas personas. Si bien en el pasado más próximo se trataba de un hábito muy extendido, en la actualidad es cada vez menos frecuente. Y es que, en el vertiginoso ritmo de vida que llevamos, no tiene gran cabida. Te contamos algunos de los beneficios que esta aporta y por qué deberías reconsiderarla.

En la actualidad, vivimos en los tiempos de la prisa. No llegamos a  tiempo a nada y organizar la agenda es un verdadero rompecabezas. A duras penas hay tiempo para ir al gimnasio, ¿cómo lo hacemos para echar siesta? Además, hemos asumido que debemos estar activos por encima de todo y parece que, incluso el descanso, es una pérdida de tiempo. Pues debes saber que la siesta tiene grandes beneficios para tu salud y, entre ellos, la capacidad de convertirte en una persona más productiva.

Beneficios de la siesta sobre la salud

  • Aunque se trate de una siesta de unos minutos, aumenta la capacidad de memoria
  • Ideal en momentos de desgaste intelectual, ya que potencia la concentración
  • Nos convierte en personas más creativas y resolutivas, capaces de afrontar contratiempos
  • Estimula la producción de serotonina mejorando nuestro estado de ánimo y promoviendo las sensaciones de bienestar
  • Estimula el optimismo y potencia una visión positiva ante la vida
  • Facilita la asimilación de ideas, por lo que aumenta la productividad en el día a día
  • Reduce significativamente la sensación de fatiga por lo que podemos estar más activos durante más tiempo
  • Reduce considerablemente el estrés y la ansiedad
  • Ayuda a promover la pérdida de peso
  • Favorece la salud cardiovascular y reduce el riesgo de sufrir enfermedades asociadas

¿Cómo debería ser la siesta?

Especialistas recomiendan, en adultos, una siesta que no supere los 20 minutos. Y es que alargarla en exceso podría ser contraproducente. No obstante, en personas más jóvenes podrían tolerarse mejor las siestas largas.  Crea un ambiente que propicie la relajación y la calma y no dudes en echar una cabezada para recargar las pilas y seguir con un buen ritmo en tu rutina. Recuerda que esta no debe realizarse demasiado tarde. De lo contrario, podría interferir en el descanso nocturno. Prueba cómo te sienta y ve indagando hasta encontrar un momento ideal para desconectar y resetear tu mente.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar