10 Ejercicios de cardio para realizar en casa

No existe excusa inventada que justifique no practicar actividad física de forma habitual. Ya sabemos que, a veces, resulta complicado encontrar tiempo suficiente para dedicar al deporte. Sin embargo, no es una opción. ¡Hay que moverse! Descubre algunos ejercicios de cardio para realizar en casa y di adiós definitivamente al sedentarismo.

Seguro que cuando imaginas una vida sedentaria, dibujas un tipo de persona que no se parece en nada a ti. Sin embargo, este estado de inactividad podría estar envolviéndote sin apenas darte cuenta. Y es que si pasas muchas horas sentado en la oficina, o de pie trabajando, tu cuerpo podría estar demandando actividad de forma inmediata. Hay personas que creen activas cuando, en realidad, su vida es prácticamente sedentaria debido a ciertas circunstancias.

Por este motivo, compensar la inactividad con ejercicios de cardio, te ayudará a absorber una gran cantidad de beneficios y a lograr tus objetivos físicos desde ya. ¿Lo mejor? No necesitas ir al gimnasio, ya que puedes practicarlos en cualquier lugar, ¡incluso en casa!

10 Ejercicios de cardio para realizar en casa

  1. Salto a la comba: Divertido y con la posibilidad de evolucionar a diario. Una vez domines los saltos básicos, prueba con saltos dobles, cruce de cuerda y ve innovando con los cientos de posibilidades que existen. Te advertimos de algo… ¡engancha!
  2. Burpees: Un ejercicio muy extendido y popular en los últimos tiempos. Es un ejercicio muy exigente que permite adaptarlo en función de las capacidades individuales. En posición de pie, agáchate en plancha, realiza una flexión e inorpórate de nuevo para dar un salto con una palmada sobre la cabeza. De nuevo baja a plancha y repite. ¿Suena fácil? Prueba y observa el resultado.
  3. Sentadillas con salto: Este es un ejercicio cuya ejecución puede resultar sencilla. No obstante, es apto solo para valientes, ya que tardarás unos segundos en empezar a sudar y a sentir tus piernas arder.
  4. Saltos militares o Jumping Jacks: Se trata de un clásico que, ejecutado con una buena activación muscular y de forma dinámica, resulta muy efectivo. Se trata de saltar abriendo las piernas al tiempo que unes las manos sobre la cabeza. A continuación, vuelves a saltar para juntar las piernas y dejar caer los brazos de nuevo.
  5. Saltos con elevación de rodillas: Salta llevando tus rodillas al pecho. Márcate un tiempo dentro de tus posibilidades y salta sin parar hasta batir tus propias marchas.
  6. Sentadilla con salto y cambio de pierna: De pie, lleva tu pierna derecha hacia delante y mantente en esa posición. Salta cambiando de pierna y cae, esta vez, con la izquierda delante. Vuelve a saltar cambiando tus piernas cada vez y cayendo con suficiente flexión de rodillas.
  7. Marcha con rodillas al pecho: Encuentra una intensidad de marcha bastante alta y, cuando la tengas, lleva una rodilla y otra al pecho. Que no decaiga conforme realizas repeticiones. Mantén la intensidad y eleva las rodillas lo suficiente.
  8. Marcha con talones a glúteos: Igual que el ejercicio anterior pero, esta vez, en lugar de flexionar las rodillas, lleva talones a glúteos de forma alterna.
  9. Punch: De pie, con la espalda bien alargada y la mirada hacia el frente, mantén los brazos en posición de guardia frente a tu cara. Ahora cuando hayas encontrado la colocación adecuada, Lanza puñetazos con potencia alternando brazos. Seguro que los has visto en muchas películas de boxeo. Ahora siéntete en la piel de uno de ellos o de ellas y, ¡a sudar la camiseta!
  10. Flexiones con palmada: En posición de plancha, realiza flexiones y al elevar da una palmada bajo tu pecho. Si todavía no puedes con este ejercicio, empieza por apoyar las rodillas y omite la palmada. Poco a poco irás mejorando la técnica.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE