Hoy os voy a hablar sobre las vitaminas y los minerales. A pesar de su importancia, en ocasiones son los grandes olvidados a la hora planificar un programa de suplementación.
Las vitaminas y los minerales forman parte del grupo de los micronutrientes, que a pesar de no ser energogénicos (no aportan energía), su relevancia es esencial para diferentes procesos metabólicos, el funcionamiento normal de los diferentes órganos y para mantener con vida el organismo.
Aunque en principio una dieta equilibrada y adecuada debiera aportar las vitaminas y minerales necesarios para el individuo, la realidad es que entre el ritmo frenético de vida que tenemos en la actualidad y la desnaturalización de los alimentos que ingerimos por los diferentes procesos de producción de la industria alimentaria, dificultan en ocasiones ese aporte que es vital para crear el entorno idóneo para un correcto funcionamiento de nuestro organismo.
Hay que dejar claro que un aporte extra de vitaminas y minerales no muestran efectos positivos sobre el rendimiento físico. Sin embargo, un estado deficitario de ellos si puede dar lugar a una disminución del rendimiento deportivo y del estado de salud.

Por esta razón la ingesta de multivitamínicos es recomendable en posibles estados carenciales de vitaminas y minerales, tales como:

      • Periodos de alta carga de entrenamiento.
      • Dietas exigentes y restricciones alimentarias.
      • Épocas de frio o calor intenso.
      • Síntomas de agotamiento o debilidad
      • Situaciones prolongadas de estrés y/o ansiedad

vitaminas-minerales
La actividad física intensa y una dieta hipocalórica puede significar demanda mayor a nuestro cuerpo que se traduce en  la producción de radicales libres. Muchas vitaminas tienes propiedades antioxidantes combaten los radicales libres que son muy negativos para nuestro organismo.
Si bien el exceso de vitaminas hidrosolubles se expulsan con bastante facilidad a través de la orina, las vitaminas liposolubles no son tan sencillas de eliminar y en dosis elevadas pueden ser toxicas. Por ello no es nada recomendable un consumo descontrolado y/o abusivo de vitaminas. El consumo debe ser el adecuado a las necesidades de cada uno.
Personalmente, yo consumo multivitamínicos durante el invierno para tener un sistema inmunitario óptimo.  También para sobrellevar el estrés producido los duros entrenamientos de volumen que practico durante esa época. Cuando empiezo con la definición y las dietas hipocalóricas para compensar las posibles carencias.  Por otro lado suelo descansarlo durante periodos de 1-2 meses al menos una vez al año.
Instagram
Facebook
Twitter

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política de cookies y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar